Madrid.- El mercado va a ser el que determine si cree que con este acuerdo ha quedado lo suficientemente clara la voluntad de los líderes europeos de salvar la moneda única, ayudando a los países que están siendo atacados, consideró hoy el diario ABC.

En su editorial de este sábado, expuso que de igual forma, el mercado va a determinar si se trata de un nuevo remiendo destinado solamente a ganar tiempo.

La madrugada de este viernes, los gobernantes de la zona del euro acordaron aceptar la recapitalización directa de los bancos por los fondos europeos de rescate, a condición de dotar a la unión monetaria de un supervisor único para todas sus entidades financieras.

Hemos aprobado la recapitalización directa de la banca con ciertas condiciones , anunció el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, al final del primero de dos días de una cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE) que buscó solucionar los problemas de financiamiento de España e Italia.

El rotativo señaló que en principio, y vista la euforia que vivió la bolsa española, la impresión es inmejorable, pero conviene ser prudentes y esperar.

Por su parte, el diario El País anotó que la cumbre europea consiguió desbloquear varias decisiones cruciales para la estabilidad de la zona euro.

La presión combinada de François Hollande, presidente de Fancia, del primer ministro italiano, Mario Monti, y del presidente del gobierno, Mariano Rajoy, forzaron un acuerdo negociado que permitirá al nuevo Mecanismo de Estabilidad Europea (MEDE) recapitalizar directamente a los bancos en dificultades , dijo.

Esto, sin que su aportación implique aumento significativo de la deuda y, por tanto, un deterioro de la solvencia del país.

Enfatizó que hay, además, una flexibilización de las condiciones de la compra de deuda nacional por el propio MEDE, en este caso con una condicionalidad macroeconómica anticipada.

Es decir, el Mecanismo podrá comprar en el mercado secundario deuda soberana de los países que hayan cumplido las exigencias de ajuste y reformas, añadió.

Estas son las piezas capitales de un acuerdo al que le queda un largo periodo de negociación para concretar detalles decisivos , puntualizó.

Consideró que en este marco de acuerdos favorables y detalles por negociar, Hollande, Monti y Rajoy han conseguido lo que querían y la canciller alemana, Angela Merkel, ha salvado la cara con el as de la condicionalidad y los inversores aceptan que Europa ha superado una situación delicada.

Sin embargo, el rotativo aseveró que el presidente Mariano Rajoy volvió a dar una nota disonante con su insistencia en que el acuerdo no encierra condicionalidad para España.

Es algo que contradice la evidencia ( ninguna prestación sin contrapartidas dice Merkel) y daña la credibilidad exterior del gobierno. Un silencio discreto hubiera sido lo mejor , concluyó.