El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, dijo hoy que tras superar bien la crisis económica internacional, el reto de América Latina es reducir la desigualdad.

En declaraciones a periodistas en esta capital con motivo de su participación en un acto de celebración del 50 aniversario del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE, Gurría expuso que se trata de retos importantes y deberes aún pendientes en la región.

El exsecretario mexicano de Hacienda y Crédito Público afirmó que América Latina sorteó mejor la crisis financiera y económica mundial porque ya había aprendido de crisis anteriores, con la escuela de la experiencia dura .

Cuando vino la crisis no nos tomó por sorpresa; había mejores estructuras fiscales, mejores sistemas financieros, menos aventurados y más regulados y capitalizados, y con una cultura de estabilidad fiscal ya aprendida , mencionó.

Pero América Latina no ha reducido la desigualdad; es la región más desigual del mundo mientras que Africa es la más pobre , sostuvo.

Aseveró que, por tanto, la efectividad del pago de los impuestos y cuotas de la seguridad social para reducir la desigualdad es de los retos más importantes y deberes pendientes para América Latina .

Sobre la situación de países de la OCDE, Gurría recalcó que pasan por momentos en que deben hacer equilibrios, más aun si no quieren reducir las contribuciones de ayuda al desarrollo, lo que los obliga a mantener la dinámica e inercia de la recuperación tras la crisis.

Explicó que una parte de ellos trabaja en ajustes para evitar aumentos de sus déficits fiscales debido al endeudamiento acumulado de sus economías.

Son actos de equilibrismo; hay que seguir creciendo, ajustar déficit, la deuda, combatir el desempleo y ahora también la inflación por los precios de la energía y alimentos , aseveró.

Añadió que los equilibrios son complejos en materia de política económica, y como cada país tiene que hacer su mezcla de políticas, a unos les va mejor que a otros .

En el acto en que participó, el titular de la OCDE habló sobre los objetivos de la cooperación al desarrollo y expuso que la previsión de crecimiento anual de esa ayuda de los países OCDE es que disminuya al 2.0% en 2013 frente al 6.0% actual.

Acompañado de la secretaria española de Estado para la Cooperación, Soraya Rodríguez, y de la embajadora española ante la OCDE, Cristina Narbona, Gurría afirmó que el organismo mantendrá el monitoreo de los flujos de cooperación.

Ante personal de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), académicos y cooperantes de organizaciones no gubernamentales, dijo que se trabajará en la exploración de nuevas fuentes de recursos económicos.

Asimismo, indicó que se pedirá a los gobiernos que cumplan sus compromisos establecidos en años recientes de mantener los flujos de cooperación para evitar que los descensos afecten a las naciones de renta baja y media a los que van destinados.

RDS