Detroit.- Los préstamos a las pequeñas empresas están disminuyendo, haciendo más difícil que las firmas enfrenten el persistente problema del elevado desempleo, dijo el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke.

En declaraciones preparadas para un evento en Detroit, Bernanke dijo que las autoridades han tenido éxito en líneas generales en la estabilización del sistema financiero estadounidense y de la economía durante los últimos dos años, pero que la escasez de empleos es algo problemático.

"Planteo este tema acá porque pequeñas empresas saludables, incluyendo la creación de empresas, son cruciales para crear empleos y mejorar la seguridad laboral", dijo en la reunión, organizada para discutir las necesidades de financiamiento entre las pequeñas empresas de Michigan.

La reunión se produjo en la Reserva Federal de Chicago, en Detroit y el texto fue publicado en Washington.

Bernanke señaló que los préstamos a las pequeñas empresas habían caído desde cerca de 700,000 millones de dólares en el segundo trimestre del 2008 a cerca de 660,000 millones de dólares en el primer trimestre del 2010, aunque señaló que era difícil determinar la razón.

"Una pregunta muy importante pero difícil de responder es en qué medida esta reducción ha sido impulsada por una demanda más floja por créditos para la pequeña empresa y en qué medida se deriva de la restringida disponibilidad de crédito", dijo Bernanke.

Según él, la Fed aún examina las causas de la reducción del flujo de créditos a las empresas y señaló que es "vital" que el organismo se mantuviera enfocado en descubrir qué estaba pasando y corregir la situación.