La crisis del empleo alcanzó "probablemente" su techo, pero el desempleo tardará en retroceder, subrayó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en un informe sobre el tema publicado el miércoles en París.

El índice de desempleo en la zona OCDE (integrado por 30 países democráticos considerados como los más ricos del mundo, entre ellos México y Chile) se encuentra en su "nivel más alto" desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

El desempleo alcanzó 8.7% en promedio en marzo del 2010 (con una leve baja a 8.6% en mayo del 2010), es decir 17 millones más de desempleados que en el 2007, según la OCDE, que insta a los Estados a preservar los medios suficientes para el empleo a pesar de las tensiones presupuestarias.

El reporte muestra que el desempleo en México ha registrado un aumento sustancial de 50% desde fines del 2007 a mayo del 2010, que se encuentra incluso por arriba del promedio que han experimentado los países de la OCDE en el mismo lapso (de 48.3 por ciento).

"Los recientes datos tienden a indicar que el desempleo alcanzó quizás su punto más alto en la zona OCDE", aunque "no sólo debería retroceder lentamente", precisa el informe.

"Además, una medición más amplia del desempleo teniendo en cuenta los inactivos que quisiesen trabajar y los trabajadores a tiempo parcial que quisiesen trabajar más tiempo llevaría a una cifra casi dos veces más elevada que el índice oficial de desempleo", agrega la organización.

"La tasa de desempleo de la zona OCDE podría aún superar el 8% a fines de 2011", según su pronóstico sostenido por estimaciones efectuadas en mayo.

"Dada la gravedad de la desaceleración del mercado de trabajo y los riesgos sociales y económicos que ello implica, es importante continuar otorgando los fondos apropiados a las políticas del mercado del trabajo", indica la OCDE.

La OCDE insiste también en el "papel clave" que desempeñan los servicios de reinserción laboral y sugiere "un mayor esfuerzo de inversiones en la formación".

A fines de 2007, el índice promedio de desempleo en la OCDE era de 5.7%, el nivel más bajo desde 1980.

Incluso con la reactivación económica, faltarán aún unos 15 millones de empleos para recuperar las tasas de empleo anteriores a la crisis, por ejemplo en países con España, Irlanda o Estados Unidos.

El informe abarca a los 22 países europeos de la zona OCDE así como Australia, Turquía, Nueva Zelanda, México, Estados Unidos, Canadá, Japón y Corea del Sur.

También incluye en sus anexos estadísticos de Chile y los cuatro países en vías de adhesión a la OCDE (Israel, Estonia, Eslovenia y Rusia).

Según la OCDE, el impacto de la profunda recesión de 2008-09 sobre el desempleo es comparable a la primera crisis petrolera de 1973, aunque está marcado por disparidades entre países y categorías de asalariados.

En un hecho poco habitual, el empleo se contrajo más para los hombres que para las mujeres, probablemente porque las industrias manufactureras y la construcción sufrieron pérdidas de puestos de trabajo más importantes.

España registra el récord de progresión del desempleo, que alcanzó el 19.5% de su población activa en marzo pasado y superó el 40% para la franja 15-24 años.

:: Lea más: Mercado laboral mexicano desincentiva trabajadores: OCDE

RDS