El desempleo se redujo en noviembre en Gran Bretaña a su nivel más bajo en seis años mientras los ingresos reales de los británicos crecieron, dos buenas noticias económicas para el gobierno a unos meses de las elecciones.

La tasa de desempleo cayó al 5.8% en los tres meses concluidos a finales de noviembre, anunció este miércoles la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS).

El país tenía 1.91 millones de personas sin empleo, 58,000 menos que en el periodo de junio a agosto.

Asimismo, el salario de los británicos, sin contar los bonos, aumentó 1.8% en un año, lo que significa que los ingresos reales han aumentado mientras que la inflación se sitúa en un nivel muy bajo (0.5% en diciembre después del 1.0% de noviembre).

"La caída del desempleo es una buena noticia. Más allá de las estadísticas son las historias de personas que encuentran la autoestima y un sentido a sus vidas", dijo el primer ministro conservador David Cameron.

El primer ministro que gobierna en coalición con los liberaldemócratas, buscará un nuevo mandato en las elecciones generales previstas en mayo próximo.

Los empleos creados son "esencialmente poco cualificados, mal pagados y precarios", criticó Paul Kenny, secretario general del sindicato GMB.

"El PIB por habitante es 3% menos que el que había en 2007 y es la razón de que los trabajadores prácticamente no hayan notado la recuperación", agregó.

erp