La creación de empleo en Estados Unidos subió menos de lo previsto en abril y la tasa de desocupación cayó a un mínimo de cerca de 17 años y medio del 3.9% debido a que algunos estadounidenses salieron de la fuerza laboral.

Las nóminas no agrícolas subieron en 164,000 empleos el mes pasado, dijo el viernes el Departamento del Trabajo. El dato de marzo fue revisado al alza para mostrar que las nóminas aumentaron en 135,000 en vez de las 103,000 informadas originalmente.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que las nóminas subieran en 192,000 en abril y que la tasa de desempleo bajara a 4.0 por ciento.

El esperado reporte de empleo también mostró que los salarios subieron apenas el mes pasado, lo que podría aliviar preocupaciones de que las presiones inflacionarias estén aumentando rápidamente, algo que probablemente mantendrá a la Reserva Federal en una vía gradual de endurecimiento monetario.

Aunque el clima frío de marzo y abril probablemente contuvo el crecimiento del empleo, las contrataciones se están moderando en la medida en que el mercado laboral alcanza el empleo pleno. Ha habido un incremento en los reportes de empleadores, especialmente en los sectores de construcción y manufacturas, que tienen problemas para encontrar a trabajadores calificados.

La caída de dos décimas porcentuales de la tasa de desempleo desde 4.1% en marzo la llevó a un nivel no visto desde diciembre de 2000 y a muy poco del pronóstico de la Fed de 3.8 por ciento para fines de año. Fue la primera vez en seis meses que la tasa de desempleo cayó.

Sin embargo, 236,000 personas salieron de la fuerza laboral en abril. La tasa de participación en la fuerza laboral, o proporción de estadounidenses en edad de trabajar que tienen un empleo o están buscando uno, cayó a 62,8 por ciento el mes pasado desde 62.9% en marzo.

abr