Berlín.- El desempleo de Alemania cayó a un nuevo mínimo histórico en enero, pero las deslucidas ventas minoristas sugieren que la preocupación por la crisis europea, más que un saludable mercado laboral, es la principal variable que explicó el gasto del consumidor en la antesala de la Navidad.

Con una baja de una décima al 6.7%, la tasa de desempleo ajustada por estacionalidad cayó a su menor nivel desde que hace más de dos décadas comenzaron a publicarse cifras para la Alemania unificada, mostraron el martes datos oficiales.

Las ventas minoristas, en tanto, sufrieron una inesperada baja en diciembre, aunque los economistas dijeron que los números podrían ser revisados y que podrían haber subestimado la actividad en algunos rubros.

Los economistas estiman que la tendencia a la baja en el desempleo se moderará, en vista de una menor demanda por productos de la mayor economía europea.

"Los libros de pedidos se están llenando mucho más lentamente y los indicadores anticipados están dando un panorama mixto", dijo Joerg Zeuner de VP Bank.

"La desaceleración en Europa llegará pronto al mercado laboral alemán. La menor demanda desde el exterior y la cautela a nivel local golpearán las cifras de desempleo", agregó.

La economía alemana, de neto corte exportador, se recuperó con fuerza de la crisis del 2008-09, pero los problemas de deuda en la zona euro proyectan una sombra sobre sus perspectivas de crecimiento para este año.

Las cifras del mercado laboral deberían dar un nuevo impulso a los consumidores, que se muestran optimistas en los sondeos y que podrían capear cualquier mala noticia gracias a la estabilidad del empleo.

Los economistas consideraron que las cifras sobre las ventas minoristas, que mostraron una caída inesperada del 1.4% en términos reales en diciembre, son poco confiables.

"Otros informes y la confianza del consumidor simplemente no confirman las noticias de estas cifras. Tradicionalmente, a fines de año las ventas minoristas son subestimadas y usualmente revisadas significativamente al alza", dijo Holger Schmieding, economista de Berenberg Bank.

La asociación de minoristas HDE es optimista sobre el año que comienza. El martes, en una conferencia de prensa anual, pronosticó que las ventas del sector crecerían un 1.5% este año en términos nominales y un 0.5% en términos reales.

klm