La producción industrial en China se ralentizó en noviembre, tocando un mínimo en 3 meses, mientras que otros indicadores también mostraron indicios de debilidad en la economía.

Según los datos de la Oficina Nacional de Estadística (NBS), la producción industrial en China subió 7.2% interanual en noviembre, la expansión más débil registrada desde agosto.

Las ventas al por menor, un indicador clave del consumo, subieron por su parte 11.7% en el mismo mes, mientras que la inversión en activos fijos, que muestra datos como el gasto público, subió 15.8% en los 11 primeros meses de año frente al mismo periodo de 2013, tocando un mínimo desde 2001, cuando la expansión de la actividad fue de 13.7 por ciento.

Las cifras de la producción industrial estuvieron por debajo de las expectativas del mercado de un crecimiento de 7.5%, mientras que los datos de las ventas al por menor superaron las expectativas de una expansión de 11.6%, según un sondeo realizado por el diario The Wall Street Journal, que consultó a 16 economistas.

Los datos de la inversión en activos fijos fueron acordes a las proyecciones.

Estos indicadores constituyen los últimos indicios de que la economía china, un mercado clave para el crecimiento mundial, muestra signos de debilidad.

"El perfil general de los indicadores de la actividad siguen siendo débiles en noviembre", señalaron en un comunicado los analistas de ANZ Liu Ligang y Zhou Hao, y afirmaron que estos datos muestran que va a suponer un "desafío" cumplir con la meta de crecimiento del Producto Interno Bruto de 7.5% este año.

erp