El dividido Senado de Estados Unidos se aprestaba a votar otra vez este martes sobre un iniciativa demócrata para abrir los debates en torno a la reforma financiera que promueve el presidente Barack Obama.

Los demócratas volverán a presionar a los republicanos para que den vía libre a las discusiones sobre el más amplio paquete de nuevas normas financieras desde la Gran Depresión de los años 1930.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, puso las 16H30 (20H30 GMT) como hora de votación, aunque no había señales de que las negociaciones en los corredores hubieran cambiado la postura de los republicanos.

"Los republicanos del Senado afirman que vamos demasiado rápido", dijo Reid, "el pueblo estadounidense reclama innegablemente que lo protejamos de Wall Street, que está fuera de control".

Los republicanos desean discutir y eventualmente votar una versión consensuada del proyecto de ley y no el documento actual, aunque los demócratas los acusan de defender a Wall Street.

Con las legislativas de noviembre acercándose, ningún partido rechaza de plano una reforma financiera.

Una encuesta de Washington Post/ABC reveló que los estadounidenses apoyan la implementación de reglas financieras más estrictas, por 65% contra 31 por ciento. El margen de error es de +-3 por ciento.

El lunes los republicanos bloquearon el inicio de los debates en una votación en la que los demócratas no llegaron a la 'cifra mágica' de 60 voluntades.

Poco después el presidente Barack Obama expresó su "profunda decepción" por el bloqueo a un proyecto de ley que se ha vuelto prioritario para su gobierno, tras la reciente aprobación de la reforma de la Salud.

RDS