El Banco de México (Banxico) colocó la totalidad de los 1,000 millones de dólares ofrecidos en la subasta para la venta de coberturas cambiarias liquidables en pesos, duplicando la demanda de estos instrumentos al sumar 2,072 millones de dólares.

Entre las seis subastas del día, fueron las de mayores plazos las que generaron la mayor demanda, pero en la mayoría se duplicó la oferta.

El ratio de cobertura para los plazos de nueve y 12 meses, cuyos vencimientos son el 14 de diciembredel 2017 y el 1 de marzo del año entrante, superó más de 2.5 veces la oferta.

En sendos casos, el Banxico subastó 100 millones de dólares. Para la cobertura a 360 días, la demanda superó 2.8 veces la salida. Por su parte, en la oferta de coberturas a 283 días se registró una solicitud que resultó 2.5 veces la oferta.

De acuerdo con Gabriel Casillas, director general adjunto de Análisis Económico y Bursátil en GFBanorte, esta demanda puede considerarse favorable.

El estratega comentó que con base en el tipo de cambio en forwards entregables en los distintos plazos, el valor de mercado de estos instrumentos probablemente será negativo para las instituciones financieras . Esto significa una posición neta acreedora del Banxico por el momento, explicó Casillas.

La próxima subasta será determinada conforme evolucionen las condiciones del mercado, tal como lo precisó la Comisión de Cambios, integrada por el banco central y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, cuando anunciaron que utilizarían este instrumento, el pasado 21 de febrero.

En este contexto, el tipo de cambio spot finalizó con una depreciación de 0.57% a 19.6110 pesos por dólar a la venta, afectado por datos económicos de Estados Unidos que elevaron las expectativas de un alza de la tasa clave este mes, y luego de que subastas locales de coberturas cambiarias se realizaron en términos generales como lo esperaba el mercado.

A fin de año ven el dólar ?en más de 20 pesos

De acuerdo con el detalle de la información divulgada por el Banxico al tér mino de las subastas, el tipo de cambio ponderado para los plazos más largos, que fueron de 360 y 283 días, está por arriba de los 20 pesos.

Así, en la subasta con vencimiento al 1 de marzo del año entrante, el tipo de cambio máximo demandado fue de 20.50 pesos por dólar; mientras la postura que guió al mínimo lo previó en 20.45 pesos por unidad.

En el mercado privado, el forward interbancario a la venta se encuentra a 20.4957 pesos por dólar, ligeramente arriba del ponderado de 20.4904 al que se realizó la asignación en la subasta del Banxico.

En tanto, en la subasta de 100 millones que tiene vencimiento para el 14 de diciembre, el tipo de cambio ponderado fue de 20.2116 pesos por unidad.

Corto y mediano plazos, debajo de 20

Tal como lo precisa Banxico, la subasta de 200 millones de dólares, a 30 días, tuvo una demanda de 2.1 veces. El tipo de cambio ponderado al que se asignó fue de 19.5793 pesos por unidad; fijando la postura máxima en 19.6230 pesos y la mínima en 19.5700 pesos.

El forward interbancario a la venta en el mercado se encuentra en 19.5578 pesos por unidad a un plazo similar, de 30 días. Es decir, ligeramente por debajo del ponderado de 19.5793 de la subasta del Banxico.

En tanto, para la subasta a 60 días, con vencimiento al 5 de mayo, el tipo de cambio ponderado al que se asignó por el banco central fue de 19.6177 pesos por unidad.

Para la subasta cuyo vencimiento es el 31 de agosto, el tipo de cambio ponderado en la asignación es de 19.9033 pesos por dólar.

Los participantes

Tal como lo refirió la autoridad monetaria en la circular 3/2017, los postores fueron instituciones del sistema financiero y podían inscribirse bancos de desarrollo y privados. No obstante, al detalle de la información divulgada al término de las subastas del lunes, no hay una precisión mayor sobre el tipo de bancos participantes.

Sin embargo, para cada subasta sí se indicó cuántos fueron los postores y el número de asignaciones.

Así, en la subasta que tuvo mayor demanda de coberturas hasta por 100 millones de dólares, que vence el 1 de marzo del próximo año, hubo siete posturas asignadas de 16 recibidas.

Para la segunda de vencimiento más largo, a 283 días, se presentaron 13 posturas y fueron seis las asignadas.

La de menor plazo, a 30 días, en la que se subastaron coberturas por 200 millones de dólares, fueron seis los postores asignados respecto de 23 que se inscribieron.

Con estas subastas, el Banco de México inicia el manejo de un nuevo instrumento para tratar de estabilizar al mercado cambiario, que no afectará el saldo de las reservas internacionales y se suma al arsenal de mecanismos a disposición de las autoridades financieras.

Desde el 2015, el Banxico ha realizado intervenciones en el mercado cambiario subastando primero directamente dólares que tomaba de sus reservas internacionales y luego, a partir del 17 de febrero del año pasado, lo sustituyó por intervenciones discrecionales en episodios de alta volatilidad.

El ABC de los instrumentos

Cómo operan las coberturas cambiarias

Con el objetivo de contener los riesgos a los que se ha visto expuesto el peso desde finales del año pasado, el Banco de México (Banxico) dio a conocer que ofrecería coberturas cambiarias por 20,000 millones de dólares.

Este mecanismo consiste en que el banco central pone a disposición de instituciones bancarias postoras que tienen obligaciones en dólares, coberturas que serán liquidadas en moneda mexicana.

Este tipo de contrato entre el Banxico y la institución financiera que gana cada subasta, se da bajo el formato de forward que significa a largo plazo , un convenio distinto al spot. Es decir, se acuerda el precio de compra o venta de un activo determinado para el día en que venza el plazo de la cobertura.

Especialistas de Citibanamex lo ponen en los siguientes términos: Si entre el banco privado o el cliente final pactaron con el banco central un contrato futuro a un tipo de cambio más depreciado, y si la moneda al final no se depreció tanto como se había estimado, el cliente tendrá que pagarle esa diferencia al banco central y, si es por arriba, el Banxico pagará al banco las diferencias .

En resumen, estos son los tres ejes de las coberturas: el plazo, el monto y el tipo de cambio frente al dólar.

Estas subastas se dan en valores del tipo de cambio superiores al spot, aunque más tarde, finalizado el plazo, se toma en cuenta el fix. Por ejemplo: que el tipo de cambio se encontraba en 19.5695 pesos por dólar, las instituciones financieras que se habían postulado previamente deben ofrecer un monto por arriba de éste.

Una vez que venza el plazo de las coberturas, se devolverán la diferencia entre los dos tipos de cambio, en el monto que se contrató y el que está vigente el día de vencimiento.

Es decir, si las coberturas se pactaron en 20 pesos por dólar y el tipo de cambio al vencimiento es de 21, el Banxico tendría que pagar la diferencia a la institución financiera que adquirió este instrumento; en el caso de una cobertura por 200 millones de dólares, la diferencia, devuelta en pesos, generaría un monto de 200 millones de pesos. En cambio, si el tipo de cambio es más bajo, y tómese por ejemplo 19 pesos, la institución postora deberá dar la diferencia al Banxico. (Redacción)