El crecimiento económico de la región asiática y el deseo de protección en un clima de incertidumbre, llevaron a que en 2011 la demanda de oro haya sido la más alta desde 1997, informó hoy el World Gold Council (WGC).

En Asia las mayores cifras de demanda provinieron de China, en una tendencia que continuará este año, indicó la organización en un comunicado.

De hecho, es muy probable que ese país asiático surja este 2012 como el más grande mercado aurífero en términos de demanda, añadió el reporte.

Se precisó que a largo plazo, los fundamentos del mercado del oro permanecen fuertes, con creciente y diversificada demanda.

En 2011 la demanda global de oro llegó a 4,067 toneladas, con valor estimado de 205,500 millones de dólares.

Se trató de la primera ocasión en que la demanda global rebasó los 200,000 millones de dólares, mientras en materia de toneladas, fue el más alto de 1997.

El sector de inversiones se colocó como el principal demandante del metal aúreo con 1,640 toneladas, cinco por ciento más que en 2010, y por países los principales compradores fueron India, China y Europa, además de los bancos centrales.

RDS