El déficit de cuenta corriente de Estados Unidos se amplió levemente en el primer trimestre debido a que el país importó más crudo, autopartes y suministros para sus fábricas.

El Departamento de Comercio informó este martes que el la brecha en la cuenta corriente, que mide el flujo de bienes, servicios e inversiones desde y hacia el país, se expandió en 2.4% a 116,800 millones de dólares.

El déficit de cuenta corriente del cuarto trimestre fue revisado al alza a 114,000 millones de dólares desde un reporte previo de 112,400 millones de dólares.

Economistas encuestados por Reuters habían previsto que el déficit trepara a 123,800 millones de dólares en el primer cuarto del 2017.

La brecha en la cuenta corriente del primer trimestre representó un 2.5% del producto interno bruto (PIB) estadounidense, superando al 2.4% del último tramo del año pasado.

erp