Madrid.- El déficit comercial español se redujo cerca de la mitad en 2013 (48.1%) hasta los 15,900 millones de euros, gracias a unas exportaciones récord que contrastan con una demanda nacional todavía pequeña en un país minado por el desempleo.

Las exportaciones subieron 5.2% en 2013 hasta los 234,240 millones de euros, es decir, un "nuevo máximo histórico desde el inicio de los registros" en 1971, aseguró el ministerio de Economía en un comunicado, precisando que las importaciones bajaron 1.3% hasta los 250,190 millones de euros.

En el mes de diciembre, el déficit aumentó 41.4% respecto al mismo mes de 2012 hasta los 1,830 millones de euros, pero esta cifra se explica por el aumento de las importaciones, lo que apuntaría hacia una "recuperación de la demanda interna y el inicio de la fase de crecimiento", consideró el ministerio de Economía.

Las exportaciones aumentaron 2.9% respecto a diciembre del pasado año hasta los 18,310 millones de euros, mientras que las importaciones subieron 5.6% hasta los 20,140 millones de euros.

Tras dos años de recesión, la segunda desde el principio de la crisis en 2008, España registró un pequeño crecimiento en el tercer trimestre de 2013, confirmado en los últimos tres meses del año, aunque el PIB cayó 1.2% en el conjunto del año.

El gobierno conservador español, que aplica una política de austeridad sin precedentes para sanear las cuentas públicas, espera conseguir este año un crecimiento cercano al 1% en el conjunto de 2014.

La pequeña demanda interior sigue siendo el principal freno para una reactivación más firme, mientras el país, cuarta economía de la zona euro, sigue sufriendo una tasa de desempleo récord del 26.03% a finales de 2013.

mac