El déficit comercial de Estados Unidos saltó a máximos de cinco meses en mayo, ya que las importaciones de bienes se incrementaron, por lo que los negocios se reabastecieron antes de un alza de los aranceles a productos chinos, un factor que opacó el aumento de las exportaciones.

El Departamento del Comercio precisó que el déficit comercial se amplió en 8.4% a 55,500 millones de dólares. Los datos de abril fueron revisados al alza para mostrar que la brecha comercial se expandió a 51,200 millones de dólares en lugar de la cifra reportada inicialmente de 50,800 millones de dólares.

Economistas encuestados por Reuters habían previsto que el déficit comercial se ubicara en 54,000 millones de dólares en mayo.

El de mayo es el mayor incremento desde diciembre, por encima de las previsiones de analistas. Y, junto con el de abril, podría afectar los pronósticos de crecimiento para el segundo trimestre.

Las cifras suponen además un golpe a las políticas del presidente Donald Trump, cuyo gobierno se ha puesto como uno de los principales objetivos eliminar el déficit, y por ello ha emprendido diversas renegociaciones de acuerdos y batallas comerciales.

El resultado es consecuencia de un aumento del 2% en las exportaciones, a 210,600 millones de dólares, por debajo de las importaciones, que subieron 3.3%, a 266.200 millones de dólares.

Registra récord en 10 años con México

El déficit comercial de Estados Unidos trepó con fuerza en mayo, impulsado por importaciones en el sector automotor y un récord negativo en el intercambio con México.

El resultado es consecuencia de un aumento del 2% en las exportaciones, a 210,600 millones de dólares, por debajo de las importaciones, que subieron 3.3%, a 266,200 millones de dólares.

Las compras al exterior registraron el salto más grande en cuatro años, principalmente en los rubros de vehículos de pasajeros, petróleo, semiconductores y bienes de consumo, detalla el informe oficial.

Solo con México, al que Trump amenazó con tarifas aduaneras, el déficit subió 14% contra abril, situándose en 9,068 millones de dólares en mayo y marcando un récord desde 2009.

Así, el saldo negativo con México trepó 35%, hasta los 40,400 millones de dólares en los primeros cinco meses del año.

En general, en el periodo enero-mayo el déficit comercial creció 6.4% en comparación con el mismo periodo de 2018. Pero con China, en medio de la guerra comercial, se redujo un 10.5 por ciento.