El déficit comercial de Estados Unidos aumentó a máximos de más de nueve años en enero, y la brecha con China se amplió marcadamente, lo que sugiere que es poco probable que las políticas del presidente Donald Trump tengan un impacto concreto en la brecha de la actividad comercial.

El Departamento del Comercio informó que la brecha comercial saltó un 5%, a 56,600 millones de dólares, en el primer mes del año. Fue el mayor nivel desde octubre del 2008 y se produjo después una lectura negativa revisada levemente al alza de 53,900 millones de dólares en diciembre.

Economistas encuestados por Reuters habían previsto que el déficit comercial se ampliaría a 55,100 millones de dólares en enero respecto a la brecha reportada inicialmente de 53,100 millones de dólares para el mes anterior.

Parte del ascenso en el déficit comercial estadounidense ocurrió por un aumento en los precios de las materias primas.

erp