Washington.- Los empleadores de Estados Unidos contrataron menos trabajadores de lo previsto en enero y los incrementos en las nóminas de diciembre fueron rectificados con una subida muy leve, lo que sugiere que la economía ha perdido impulso pese a que la tasa de desempleo bajó a un nuevo mínimo en cinco años.

La tasa de desempleo en Estados Unidos durante enero pasado se redujo a 6.6%, colocándose en su nivel más bajo en cinco años luego de la adición de 113,000 nuevas plazas laborales, informó este viernes el Departamento del Trabajo.

El segundo mes consecutivo de contrataciones flojas, marcado por declives en los sectores minorista, de servicios públicos, gobierno y empleo de educación y salud, podría ser un problema para la Reserva Federal.

El banco central estadounidense recibe estas cifras débiles justo cuando está en medio del proceso de recortar las compras mensuales de bonos que lleva adelante como parte de un programa para apuntalar la actividad.

La lectura de las nóminas de diciembre fue revisada solamente en 1,000 puestos al alza, para reflejar la creación de 75.000 empleos ese mes.

Los datos también se conocen poco después de un reporte del lunes que mostró una caída inesperada en la actividad fabril, al mínimo en ocho meses en enero, y podrían generar nervios entre los inversores, que ya están preocupados por la desaceleración de la expansión global.

Pero el informe laboral del viernes incluyó un aspecto positivo.

En el 6.6% el mes pasado, la tasa de desempleo descendió una décima de punto porcentual a su mínimo desde octubre del 2008.

El sondeo de las familias, del cual se deriva la tasa de desempleo, mostró aumentos en la ocupación.

Adicionalmente, creció el número de personas que ingresó a la fuerza laboral, una señal alentadora para el mercado de trabajo.

La tasa de participación, que es la proporción de estadounidenses en edad laboral que tienen trabajo o buscan alguno, se incrementó a 63% desde 62.8% en diciembre, cuando había retrocedido al mínimo en más de 35 años registrado en octubre.

La tasa de desempleo ahora está muy cerca del nivel de 6.5% que según dijeron los funcionarios de la Fed, abriría discusiones sobre cuándo debería subirse la tasa de interés desde su marca actual de cero por ciento.

Pero los funcionarios han dejado en claro que las tasas no subirán pronto, incluso si se perfora el umbral del desempleo.

El sector privado representó todas las contrataciones de enero. Las nóminas del gobierno cayeron en 29,000, el mayor declive desde octubre del 2012.

Las nóminas de la construcción subieron en 48,000 tras un mal desempeño en diciembre por el frío.

Con información de Notimex

mac