Una década de austeridad será necesaria para revertir la peor crisis económica que ha vivido Europa en años, anticipa el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés).

Al clausurar los trabajos de la versión regional del Foro en Europa, el vicepresidente del WEF, Lord Malloch afirmó que pasarán años, antes de que se puedan estabilizar las finanzas públicas de los gobiernos europeos pues la mayoría registra hoy desequilibrios fiscales importantes.

El funcionario advirtió en conferencia transmitida vía remota, que el cataclismo europeo del 2010 , debe ser el punto de partida para reubicar a la economía europea como un mejor jugador mundial.

No se puede pasar por alto que el deterioro fiscal de las economías europeas es resultado de años de ­decisiones inadecuadas. Y ahora tenemos una nueva oportunidad, un punto de partida podría permitir a Europa crecer más, invertir más en nuevas tecnologías y darle una buena batalla a las economías que le han rebasado en competitividad , refirió.

Esta misma semana se dio a conocer en el Foro, que la Unión Europea perdió la oportunidad de ser la región más competitiva del mundo, meta adquirida al concretarse la comunidad en el año 2000.

Será fundamental que a medida que el mundo salga de la crisis económica más importante del siglo, la nueva Europa articule un plan para garantizar el crecimiento de la región , destacó a su vez Klaus Schwab, fundador y presidente Ejecutivo del WEF.

Hasta el tope

Aparte, el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), que es un grupo de financieros globales con más de 390 integrantes, emitió un comunicado conjunto donde participaron banqueros de Europa y América del Norte. En él, urgieron a los gobiernos de aquella región a fortalecer y acelerar los planes de ajuste fiscal para estimular el crecimiento económico.

Recomendaron a países como Estados Unidos, Japón y Reino Unido, tomar la situación de los europeos como un llamado de atención para limpiar también sus cuentas públicas.

ymorales@eleconomista.com.mx