La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos actuará “como sea apropiado” para sostener la expansión en un contexto de tensión comercial y preocupación por la economía mundial, advirtió el presidente de la Fed, Jerome Powell, en un claro mensaje para anticipar una alza en las tasas de interés.

“La incertidumbre sobre la tensión comercial y las preocupaciones sobre la fortaleza de la economía mundial continúan pesando en las perspectivas de Estados Unidos” .

Ante legisladores de Estados Unidos, durante su presentación semestral al Congreso, admitió que la inversión empresarial se ha frenado notablemente y que el impulso económico de economías avanzadas parece estar debilitándose.

En el discurso preparado, el banquero central refirió a los demás miembros del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) de la Fed, para explicar que desde la reunión de junio, cuando dejaron sin cambio la tasa, identificaron que “el progreso aparente en el comercio se transformó en una mayor incertidumbre”.

Sostuvo que la situación de la agricultura estadounidense arrojó datos que generaron preocupación sobre su desarrollo comercial, donde la inversión empresarial parece haberse desacelerado de forma notable en los últimos meses.

Los motores de crecimiento se moderaron al interior de la economía, lo que alimenta un riesgo de debilitamiento en la inflación, incluso más persistente del anticipado en este momento, consignó.

Inflación débil, otro riesgo

Según Powell, existe el riesgo que este debilitamiento de la inflación sea menos transitorio de lo previsto. Powell respondió a los integrantes de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes. Hoy comparecerá ante el Comité Bancario del Senado, en su presentación semestral.

Para analistas del banco suizo Julius Baer, las palabras de Powell apuntalan su percepción de una reducción de rendimientos a más largo plazo del bono a dos años, de forma temporal, ante las expectativas de inflación en deterioro. Este título resulta un buen indicador de los cambios esperados en la tasa a mediano plazo, sostuvieron.

Libra de facebook, en la mira

En la sesión de preguntas, el banquero central explicó que los criptoactivos como Libra de Facebook plantean serias interrogantes.

“Libra plantea muchas preocupaciones con respecto a la privacidad, el lavado de dinero, la protección al consumidor y la estabilidad financiera”, aseveró.

Esta observación es relevante, pues en la ficha técnica que acompañó al lanzamiento de Libra de Facebook explicaron que tendría el respaldo de una colección de activos de baja volatilidad, como depósitos bancarios y valores gubernamentales a corto plazo en monedas de bancos centrales estables y de buena reputación.

Powell detalló que Facebook es una red social usada por millones de personas, lo que significará un reto importante desde el punto de vista de la vigilancia constante que se requerirá para evitar un problema de lavado de dinero.

“El proyecto de la moneda digital no puede seguir adelante a menos que se aborden las serias preocupaciones en torno al proyecto (...) Cualquier esfuerzo regulatorio sobre Libra debería ser paciente y cuidadoso”

Argumentando el recorte

Este miércoles, la Fed divulgó las minutas correspondientes a la reunión de junio.

“Muchos miembros del comité consideraron que se justificaría en el corto plazo una mayor expansión monetaria si se confirma una sostenida y continua presión sobre las expectativas de la actividad económica”.

Explican que varios de los participantes señalaron que un recorte de tasas podría ayudar a amortiguar los efectos de posibles shocks de la economía de Estados Unidos.

En la reunión de junio, el comité divulgó las previsiones de los miembros del FOMC sobre las variables económicas rectoras de su decisión, que son recabadas por ellos mismos en una encuesta bimestral, conocidos como dot plots.

En estos dot plots, se observó que ocho de los banqueros centrales, anticiparon por primera vez en 11 años un recorte de tasas en algún punto de los próximos 12 meses. Siete más previeron que serán dos.