La canciller alemana, Angela Merkel, llegó a la conclusión de que no se debería permitir que Grecia deje la zona euro en el otoño y está preparada para ofrecer a Atenas más flexibilidad en los pagos de su rescate.

Grecia hizo escasos avances en las reformas económicas que prometió a sus acreedores internacionales a cambio de más efectivo.

Pero Merkel cree que es necesario evitar un tercer paquete de rescate para Atenas, dada la dificultad de que éste pueda ser aprobado por el Parlamento alemán en medio del creciente descontento público con los salvatajes. El reporte sostuvo que la Canciller le dijo a si círculo más estrecho: Debemos encontrar una solución .

Esto involucraría reorganizar el actual programa de ayuda, por ejemplo, incrementando los próximos tramos de efectivo a cambio de recortar los posteriores, indicó.

Los prestamistas de la Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) regresará a Grecia a inicios de septiembre para supervisar avances en las reformas y decidir sobre posibles ajustes al acuerdo de rescate, por lo que pasarán semanas antes de que su reporte esté listo, comentó el mes pasado el Ejecutivo de la Unión Europea.

ALEMANES PROTESTAN

Cientos de manifestantes marcharon hasta Corte Suprema de Alemania en Karlsruhe, por el rechazo del nuevo fondo de rescate para la zona euro en su esperada decisión de esta semana y manifestando un creciente descontento con los rescates.

Cerca de 700 manifestantes que entonaban el cántico Nosotros somos el pueblo salieron a las calles, llamando a la corte constitucional alemana a reconocer que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) vulnera la soberanía presupuestaria del Parlamento.

Este Mede no es compatible con mi visión de democracia, libertad y soberanía , comentó el manifestante Philipp Porep.

Otros llevaron pancartas en las que estaba escrito: Merkel, ¿quién debería pagar por eso?, Detengan al Mede y detengan la inflación de la UE y la unión de deuda , al referirse al rescate europeo y medidas para la crisis.