Si bien las entidades federativas se mantendrán atentas a los trabajos que se den en el Poder Legislativo para confeccionar la reforma fiscal, es necesario que se avance en la tarea de mejorar la recaudación de impuestos y transparencia en el gasto, estableció el secretario de Finanzas del Estado de México, Raúl Murrieta.

En una charla con El Economista, dijo que independientemente de los avances que dé ese frente, los estados deben seguir haciendo esfuerzos por tener finanzas públicas sanas.

Asimismo, comentó que deben fortalecer los ingresos propios de las haciendas públicas estatales y a modernizar los servicios, indicó.

Recordó que el Estado de México fue la primera entidad en recortar su gasto en 2,000 millones de pesos el año pasado de frente a la crisis, cuando revisaron sus pronóstico presupuestal.

De cara al cierre

Esta visión los ha llevado a ser reconocidos por calificadoras internacionales, como Fitch Ratings, que recientemente les otorgó la más alta calidad crediticia.

Esto representa un espaldarazo a las finanzas públicas del Estado de México, porque reconoce que estamos tomando decisiones correctas, para tener una situación sólida y sana , manifestó.

Lo anterior significa que de cara al cierre de la presente administración estatal, se está haciendo un manejo prudente, control gerencial y mejoría en la posición de liquidez, así como en el perfil de la deuda.

Enfatizó que esto les ha permitido generar más inversión pública, que se ha complementado con la participación del sector privado.

Fitch mejoró la calificación crediticia a A- desde BBB+ , la cual da la más alta calidad crediticia con perspectiva estable, debido al continuo fortalecimiento de las finanzas estatales en los últimos años.

También por el manejo prudencial de sus finanzas y el mejor control del gasto corriente que le ha permitido generar ahorro interno.

[email protected]