De las 1 millón 890,000 declaraciones que hasta el 16 de abril han presentado las personas físicas, 88% ha resultado con saldo a favor.

De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), hasta la fecha se ha autorizado la devolución de 3,998 millones de pesos a los contribuyentes que ya han presentado su declaración anual del ejercicio fiscal del 2017.

“Este año se está utilizando la información de las facturas que solicitaron o expidieron los contribuyentes para ofrecer una declaración prellenada, con los ingresos y deducciones personales, que sólo tiene que revisar, aceptar y enviar”, explicó el órgano a cargo de Osvaldo Santín a través de un comunicado.

Este año habrá un total de 17 millones de declaraciones prellenadas, 4 millones más de las que hubo en el 2016. Con estas declaraciones, el SAT pretende agilizar el proceso de la declaración para los contribuyentes otorgándoles un cálculo de sus impuestos, el cual sólo tendrán que revisar, aceptar y enviar.

Asimismo, el órgano recaudador destacó que el cumplimiento de esta obligación, en lo que va de abril, ha crecido 10% respecto al año anterior.

El año pasado, el órgano recaudador recibió 7.4 millones de declaraciones de personas físicas, de las cuales 78.6% resultó con un saldo a favor que, en promedio, fue de 6,500 pesos.

De esta manera, el fisco regresó 23,640 millones de pesos en el 2017 a los contribuyentes, 31.7% más, en términos reales, que un año antes.

Cabe destacar que este año el fisco pretende bajar el tiempo que se tarda en regresarle al contribuyente su saldo a favor; el año pasado, el SAT otorgaba la autorización en un plazo de casi seis días, ahora su meta es hacerlo en menos de cinco.

Las personas físicas que están obligadas a presentar su declaración anual son aquellas que tuvieron ingresos por servicios profesionales, actividades empresariales, arrendamiento, intereses, dividendos, enajenación o adquisición de bienes, así como los que obtienen salarios de dos o más patrones, o por salarios más otros ingresos.

El SAT recordó que los asalariados que percibieron ingresos por intereses menores de 20,000 pesos al año pueden optar por no declarar o declarar en cualquier momento. De acuerdo con la ley, las personas físicas obligadas tendrán hasta el 30 de abril para presentar su declaración anual.

IDENTIFICAN PROBLEMAS

Si bien ha aumentado el cumplimiento fiscal de los contribuyentes, el fisco informó que ha identificado casos con problemas al momento de presentar la declaración.

“Se han identificado casos con inconsistencias en el timbrado, como captura errónea de conceptos de jubilación, separación e indemnización y errores en el llenado”, señaló el SAT.

En línea con lo anterior, la autoridad fiscal indicó que se encuentra trabajando con los patrones para que dichas inconsistencias queden corregidas y sus trabajadores vean la información actualizada en la declaración.

Asimismo, recomendó a los causantes que si al realizar la declaración identifican alguna diferencia, soliciten revisarla con su patrón y modifiquen en la aplicación los datos de su declaración.

valores@eleconomista.mx