La Secretaría de Hacienda aprobó una serie de estímulos fiscales para las gasolinas de bajo y alto octanaje y el diésel. Estos estímulos destinados a la producción y servicios aplicables y estarán vigentes hasta el 24 de septiembre del 2021. 

A través de la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se acotó que el porcentaje del estímulo fiscal es de 56.15% para las gasolinas de bajo octanaje (tipo Magna), 28.23% para las gasolinas de alto octanaje (tipo Premium) y 26.92% para el diésel.

Esto quiere decir que, por ejemplo, en el caso de la gasolina tipo Magna se estará pagando la mitad del IEPS (Impuesto Especial sobre la Producción).

Los porcentajes del estímulo fiscal son equivalentes a los siguientes montos: 

  • Gasolinas de bajo octanaje (menor a 91 octanos): 2.8719 pesos por litro
  • Gasolinas de alto octanaje (igual o mayor a 91 octanos): 1.2192 pesos por litro
  • Diésel: 1.5135 pesos por litro

Adicionalmente se estableció que las cuotas disminuidas del IEPS son: 

  • Gasolinas de bajo octanaje (menor a 91 octanos): 2.2429 pesos por litro
  • Gasolinas de alto octanaje (igual o mayor a 91 octanos): 3.1000 pesos por litro
  • Diésel: 4.1077 pesos por litro

En línea con el decreto, el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, comunicó que el precio promedio nacional de la gasolina tipo Magna (la más consumida por los mexicanos) es de 20.49 pesos por litro.

Por su parte, la gasolina tipo Premium y el diésel muestran un costo promedio de 22.45 y 21.68 pesos por litro respectivamente.

Durante conferencia matutina, Sheffield comunicó que estas reducciones en el IEPS corresponden al alza en el precio del barril de petróleo.