Los senadores republicanos decidieron el miércoles despejar la vía para un debate formal que dé inicio a la revisión más radical de la regulación financiera estadounidense desde la década de los 30, abandonando sus esfuerzos para bloquear el proyecto.

Los republicanos del Senado permitirán finalmente el debate sobre el proyecto para que Wall Street asuma responsabilidades , dijo el presidente de la Comisión de Bancos del Senado, Christopher Dodd, al anunciar un acuerdo que terminó con una paralización de tres días en torno de la iniciativa.

El acuerdo se produjo después de que los demócratas amenazaran con realizar una sesión extraordinaria durante toda la noche, para presionar a los republicanos a terminar con su oposición después de que hubieran bloqueado avances en el proyecto por tres días.

Sobre los temas, la distancia entre ambos partidos no es inmensa y los analistas esperan que el proyecto sea aprobado más adelante este año.

Pero podrían presentarse más obstáculos en el camino. Los demócratas temen que los republicanos puedan amenazar con maniobras obstructivas o con enmiendas individuales al proyecto.

El líder de los republicanos, Mitch McConnell, dijo que las negociaciones bipartidistas entre Dodd­ y el senador Richard Shelby, el principal republicano de la comisión bancaria, habían concluido.