El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) sentenció que el entono de volatilidad internacional con el que arrancó el 2016 complicará el desempeño de algunas economías y es ocasionado por cuatro factores clave; México cuenta con elementos sólidos para afrontar los choques del exterior y seguir diferenciándose de los países emergentes.

NOTICIA: Economía sigue perdiendo impulso

Joaquín Gándara Ruiz Esparza, presidente nacional del IMEF, argumentó los cuatro factores que han alimentado el entorno de gran volatilidad entre los que destaca: la actividad económica de Estados Unidos ligeramente por debajo a lo esperado.

Además de los movimientos volátiles en los mercados financieros de China; un descenso adicional en los precios del petróleo, y un repunte en la aversión al riesgo y el apetito por los activos de los mercados emergentes.

NOTICIA: Estados Unidos, China y precios del crudo, lo que preocupa

"Por los factores ya descritos la estimación del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2016 de sitúa en 2.7%; lo que necesitamos es atraer capital del exterior para impulsar el crecimiento económico en los próximos años", añadió el presidente del IMEF en conferencia de prensa.

erp