Los efectos para contener la propagación del coronavirus son visibles en la salud y en la economía de distintos países. Y así como la cuarentena se aplicó de distintas maneras, sus consecuencias son también variadas. En Argentina, por ejemplo, la actividad económica cayó 26.4% en abril pero se mantuvo una tasa de 2 muertes por cada 100,000 habitantes a causa del virus. En Brasil, en cambio, la tendencia es otra, mientras que en México se registra una caída importante de 19.7% en la actividad económica y una tasa de mortalidad de 22 por cada 100,000 habitantes.