Berlín.- El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, rechazó vehementemente el martes los llamados de parlamentarios conservadores a que Grecia abandone la zona euro, dijeron a Reuters participantes de una reunión a puertas cerradas a Reuters.

"Cualquier cosa sería mejor que un retiro", dijo Schaeuble según legisladores presentes en la cita del partido de la canciller Angela Merkel, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), y su partido bávaro hermano, la Unión Social-Cristiana (CSU).

Schaeuble y Klaus-Peter Flosbach, experto en política financiera del Parlamento, rechazaron las objeciones de los parlamentarios anti-euro como Peter Gauweiler de la CSU y Peter Willsch de la CDU, que habían hablado en contra de una ayuda financiera para Grecia.

Schaeuble y Volker Kauder, líder de la bancada parlamentaria de la CDU, también criticaron a Hans-Werner Sinn, presidente del Instituto Ifo, por su sugerencia pública de que Grecia abandonara la zona euro.

Calificaron la idea de sin sentido porque las deudas en euro de Grecia podrían crecer enormemente si se introducía una nueva moneda mucho más débil para reemplazar al euro, dijeron participantes a Reuters.

Schaeuble también dijo a los parlamentarios conservadores que no habrá una decisión sobre más ayuda a Grecia antes del informe de una misión de funcionarios de la UE y el FMI que evalúa la implementación del plan de rescate existente.

Schaeuble agregó a los legisladores que era imaginable que la asistencia a Grecia pueda incluir una extensión de los plazos de pago y rebajas en las tasas de interés.

MERKEL SE MUESTRA CAUTA

Por su parte, la canciller Angela Merkel, en una charla con corresponsales extranjeros en Berlín, no descartó un financiamiento adicional para Atenas o un posible alivio de las condiciones de su rescate de 110.000 millones de euros (157.000 millones de dólares).

Además, se mostró confiada en que el Parlamento alemán respaldaría un mecanismo permanente de rescate de emergencia para la zona euro.

Yo necesito analizar los hallazgos del Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional primero y no puedo hacer comentarios antes de eso", dijo la canciller. "Cualquier otra cosa no ayudaría a Grecia o Europa", afirmó.

Una fuente con conocimiento directo de la misión conjunta de inspección que visitó a Atenas esta semana dijo que los funcionarios de la UE y el FMI aún no habían concluido si Grecia había cumplido las metas requeridas para recibir el siguiente tramo de ayuda bajo el actual programa de ayuda.

Resaltó que los inspectores no estaban discutiendo un nuevo paquete de ayuda con las autoridades griegas, que ha admitido que podría no volver a los mercados de deuda el próximo año como lo planeaba.

Una fuente de la coalición oficialista de Alemania dijo que los ministros de Finanzas de la UE estaban hablando sobre "reformular" los préstamos de rescate ya hechos a Grecia con la inclusión voluntaria de inversionistas privados.

Esto podría significar la extensión del plazo de los créditos existentes y una reducción adicional en la tasa de interés.

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, consultada sobre una eventual ayuda adicional a Grecia, dijo en una visita a Zurich: "hemos estado rescatando por un año y seguiremos". No dio más detalles.

En Estrasburgo, el comisario de Asuntos Monetarios de la UE, Olli Rehn, dijo que aún era prematuro hablar de un nuevo paquete para Grecia, pero que esperaba para unas pocas semanas una decisión sobre los próximos pasos a seguir para abordar las necesidades de refinanciamiento de Atenas.

EURO Y ACCIONES, ESTABLES

Los mercados de la zona euro se estabilizaron en medio de crecientes expectativas de que Grecia pueda recibir un nuevo paquete de ayuda para enfrentar su crisis y evitar una reestructuración de deuda que podría obligar a los inversionistas a asumir enormes pérdidas.

El euro EUR, que tocó un mínimo de tres semanas contra el dólar el lunes luego de que la agencia S&P rebajó aún más a Grecia en la categoría basura y dijo que podría tener que amortizar hasta el 70% de su deuda, recuperaba algo de terreno el martes.

Las acciones europeas .FTEU3 subían levemente, en parte por el alivio de que la UE pueda actuar para ayudar a Atenas y evitar amortizaciones forzosas de su deuda de 327,000 millones de euros. El costo de asegurar deuda griega y de otros países de la periferia de la zona euro contra la cesación de pagos caía levemente.

Pero Grecia tuvo que pagar el martes un elevado rendimiento del 4.88% para colocar notas del Tesoro a seis meses para refinanciar la deuda vencida, una tasa más alta que el mes pasado y bastante por arriba del 4.2% promedio de sus préstamos del FMI y la UE.

apr