El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, describió el martes la crisis financiera griega como un problema europeo, que podría haber afectado a los bancos estadounidenses de no haberse enfrentado, dijo un influyente Senador republicano.

El presidente Bernanke explicó lo que estaba sucediendo en Europa. Éste era un problema básicamente europeo pero con ramificaciones probablemente en varios de nuestros bancos y nuestro sistema bancario, si no había una intervención , dijo a los periodistas el senador Richard Shelby, tras un encuentro a puertas cerradas entre Bernanke y algunos parlamentarios. El jefe de la Fed se reunió con senadores para atender sus reparos ante la decisión de que proveer dólares a otros bancos centrales del mundo equivaldría a rescatar a todos los países endeudados.

Fed, el complemento

La medida de la Fed de reabrir sus líneas de canje con el Banco Central Europeo y otros grandes bancos centrales para ayudar a sofocar las restricciones de liquidez derivadas de la crisis, complementa un plan europeo por 1 billón de dólares anunciado en la madrugada del lunes, para evitar la propagación de la crisis financiera griega a otros países de la zona euro.

La Fed empleó líneas de canje similares para combatir la crisis financiera global.

Algunos parlamentarios criticaron la intención de asegurar liquidez en los mercados extranjeros, ya que esto pondría en peligro el dinero de los contribuyentes.

La Fed publicó el lunes en su sitio web una sección de preguntas y respuestas sobre las líneas de canje, indicando que los dólares que entregó serían devueltos completamente por los otros bancos centrales involucrados, algo reiterado el martes por Bernanke.

Esto no es un préstamo de parte de los contribuyentes estadounidenses, sino un vehículo de liquidez , dijo el senador republicano Bob Corker, tras el encuentro.

Basado en la información que tengo hoy, me parece que es un procedimiento estándar que los bancos centrales establecen entre sí .