Pese a la crisis económica, las mayores economías de la Unión Europea (UE) cerraron el 2009 con un Producto Interno Bruto (PIB) per cápita superior a la media del bloque, indican datos preliminares de la oficina estadística comunitaria Eurostat.

El nivel más elevado se observó una vez más en Luxemburgo, donde el poder de compra fue 168% superior a la media europea, mientras que en Alemania llegó a 16% y en Francia a 7.0% superior a la media.

España, uno de los países de la zona euro más afectados por la crisis, mantuvo el pasado año un PIB 3.0% más elevado que la media de la UE, repitiendo el resultado del 2008, que sitúa al país por delante de Italia, donde el indicador de riqueza fue 2.0% mayor que la media.

Por otra parte, en Grecia el poder de compra se situó 5.0% por debajo de la media europea, mientras que en Portugal la diferencia fue de 22 por ciento.

El cambio más significativo se observó en la situación de Finlandia, que pasó de la sexta a la décima posición con un indicador siete puntos inferior que en el 2008, aunque 10 por ciento por encima de la media de la UE.

La peor situación se registró en Bulgaria, donde el PIB per cápita se situó el año pasado 59% por debajo de la media europea.

Los datos definitivos se darán a conocer en diciembre.

RDS