La crisis de deuda europea representa un riesgo para la recuperación estadounidense, tanto por el nerviosismo en los mercados como por el daño al comercio internacional, dijo el jueves el gobernador de la junta de la Reserva Federal Daniel Tarullo, según un testimonio preparado.

En declaraciones para pronunciar ante dos subcomisiones del Congreso estadounidense, Tarullo argumenta que si bien los problemas de deuda de Europa deben ser resueltos por las autoridades de ese continente, no se pueden negar las potenciales consecuencias sobre la mayor economía del mundo.

"Si los problemas con la deuda soberana en la periferia de Europa se propagan y causan dificultades más amplias a lo largo de Europa, los bancos estadounidenses experimentarían mayores pérdidas por su considerable exposición al crédito a nivel general", dijo Tarullo.