Davos, Suiza. El caos en el que se encuentra Venezuela en este momento, con sus problemas políticos, puede generar un impacto económico vía petróleo, que es su principal fuente de crecimiento. Las revoluciones y crisis económicas en los países productores del hidrocarburo, suelen tener efectos muy duraderos en su caída de producción, advirtieron líderes del sector en el Foro de Davos.

De acuerdo con el Director Ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por su sigla en inglés), Faith Birol, hace 20 años, Venezuela producía tres millones de barriles diarios de petróleo, una cifra que “se ha desplomado a poco más de un millón de toneles por día. Algo nunca visto”.

En la misma sesión donde participó, sobre “La gran carrera por la energía”, que formó parte de los más de 300 páneles organizados por el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) , la investigadora de la Universidad de Harvard, Meghan O´Sullivan, explicó que el deterioro de la producción venezolana no ha impactado en el precio mundial de petróleo porque tiene años sin una contribución importante en la oferta.

Explicó que según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Venezuela cuenta con una cuarta parte de las reservas mundiales del grupo. Pero su impacto en la producción mundial está acotado, pues tiene años sin extraer, ni refinar para vender.

Profunda herida económica

El directivo de la IEA, dijo que no se puede siquiera anticipar el impacto que tendrá en los precios y producción del hidrocarburo la situación de Venezuela, pues dependerá del tiempo que tarden en encontrar una solución pacífica y favorable al desarrollo de la producción.

La investigadora de Harvard argumentó que las revoluciones en países productores de petróleo suelen tener efectos muy duraderos en la caída de su producción y tomó el caso de Arabia Saudita, Armenia, Azerbaiyán, Barein; Catar, Chipre y Egipto.

Desde su perspectiva, el horizonte de sobrevivencia de Venezuela como potencia productora de petróleo, no podrá garantizarse ni en un mediano plazo, si se mantiene Nicolás Maduro en el poder, pues desde su gestión, la producción de petróleo ha entrado en un pronunciado declive.

Ahí mismo participó el presidente del Russian Direct Investment Fund, Kirill Dmtriev, quien prefirió no especular si el gobierno ruso seguirá invirtiendo en energía con Venezuela.

Autos eléctricos no compensan consumo de gasolina

En otro panel donde también participó el  director de la IEA, explicó que los vehículos eléctricos no son la alternativa aún para reducir las emisiones contaminantes de Dióxido de carbono (CO2).

Y explicó que a pesar que se ha incrementado su circulación en el mundo, y que ya hay cinco millones de autos eléctricos funcionando, “el consumo global de petróleo no se ha reducido”.

Al participar en el Foro de Davos, organizado por el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés), explicó que aún si se alcanzan los 300 millones de vehículos eléctricos en circulación en el año 2030, como la misma IEA ha proyectado, apenas se conseguirá una reducción de 1% en las emisiones de gases de efecto invernadero, que son los causantes del cambio climático.

Y es que aún integrándose al parque vehicular, los coches eléctricos en operación no reducen por si solos la generación de contaminantes. Pues todavía dentro de 10 años, seguirán circulando 1000 millones de autos que continuarán utilizando gasolina.

[email protected]