El crédito a las empresas de la eurozona creció en noviembre 2.2% a tasa anual en datos ajustados por ventas y titulizaciones, frente a 2.1% de octubre, para hilar 14 meses de expansión, tras haber acumulado 41 meses consecutivos de descensos entre mayo del 2012 y septiembre del 2015.

El avance representa la mayor tasa de crecimiento desde junio del 2009 y constata la progresiva transmisión a la economía real de las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo (BCE).

Por su parte, los préstamos a los hogares, ajustados por ventas y titulizaciones aumentaron en noviembre 1.9% a tasa anual, una décima más que en octubre, cumpliendo así dos años de expansión y registrando su mayor incremento desde julio del 2011.

De hecho, los préstamos hipotecarios para la compra de vivienda, el principal componente del crédito a las familias, subieron 2.6% anual en noviembre, cuatro décimas por encima de la tasa de octubre, su mejor lectura en cinco años.

Por otro lado el BCE informó que la masa monetaria M3 registró en el penúltimo mes del año un incremento de 4.8% respecto al mismo mes del 2015, cuatro décimas por encima del incremento observado en octubre.