El perfil del crédito soberano brasileño "es más estable aunque menos dinámico" que el de otros países de América Latina o del bloque BRICS de potencias emergentes, señaló la agencia de calificación Standard and Poor's (S&P).

El compromiso del gobierno "con políticas macroeconómicas prudentes, sólidas cuentas externas, una estructura económica diversa, y una baja dependencia de la demanda externa para apoyar el crecimiento económico brindan una mayor flexibilidad para soportar los crecientes riesgos de un desafiante entorno económico mundial, sin poner en riesgo su calificación del grado de inversión", afirmó Sebastian Briozzo, director de calificaciones soberanas.

En el informe, la calificadora comparó el riesgo de inversión del gigante sudamericano con los países con los que comparte el grupo BRICS (Rusia, India, China y Sudáfrica) y sus pares regionales como Colombia, México, Perú y Panamá.

"Instituciones políticas estables y maduras en Brasil conforman un material sólido para el crédito en comparación con países similares", estimó el analista.

Pero este escenario de estabilidad todavía "no es suficiente para respaldar una vigorosa y sostenida agenda de reformas que coloquen al país en un camino más dinámico de crecimiento económico", señaló el informe.

En noviembre, la agencia elevó la calificación de Brasil en moneda extranjera a BBB con perspectiva estable.

klm