Los bancos chinos ofrecieron 852,700 millones de yuanes (137,800 millones de dólares) en nuevos préstamos en noviembre, un salto de 56% respecto al mes anterior y superando fácilmente las expectativas del mercado luego de que el Gobierno intensificó sus esfuerzos para evitar una desaceleración económica más aguda.

El financiamiento social total, una medida más amplia de la liquidez global de la economía, saltó 74% a partir de octubre a 1.15 billones de yuanes, informó este viernes el Banco Popular de China.

Los analistas esperaban que los bancos entregaran 650,000 millones de yuanes en préstamos en noviembre frente a los 548,300 millones de yuanes en octubre, pero fuentes dijeron a Reuters esta semana que Pekín había ordenado a los prestamistas extender más crédito en los últimos meses del 2014 para estimular la actividad.

"Las cifras de crédito dan esperanza de que la inversión mejorará, ahora que hay más fondos disponibles para pagar por proyectos de gasto de capital", dijo Dariusz Kowalczyk, economista de Credit Agricole CIB en Hong Kong.

"Los datos deben tomarse de manera positiva en general, aunque no compensan la interpretación negativa de los resultados anteriores de la producción industrial", agregó.

erp