El sector agrícola, ganadero y pesquero en México recibió créditos por 110,932 millones de pesos hasta el tercer trimestre del 2012 por parte de la banca de desarrollo y comercial, lo que significó un aumento de 24.5% anualizado, y se estima que alcanzó un incremento al final del año de 25 por ciento. Sin embargo, para productores y especialistas esto es aún insuficiente debido a las necesidades del sector.

De esta forma, entre la Financiera Rural (Finrural) y los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) sumaron una cartera de crédito vigente de 68,232 millones de pesos a septiembre del 2012, sin contar con las garantías de créditos y fideicomisos especiales que ofrecen estos bancos al tercer trimestre del 2012, con lo que incrementaron la cartera 18.7% anualizada.

BANCA PRIVADA EN PAÑALES

Por su parte, la banca comercial sumó una cartera de crédito vigente para actividades agrícolas, ganaderas y pesqueras de 42,700 millones de pesos al mes de septiembre del año pasado, esto significó un aumento de 21.4% anualizado, aunque la cantidad aún es baja como parte del crédito privado.

De esta forma, la cartera de crédito de la banca de desarrollo comparada significó un monto 37.5% superior que el de la banca privada a septiembre del 2012. De acuerdo con el Banco de México, a noviembre del 2012, la banca comercial tenía una cartera vigente de 45,800 millones de pesos.

Pese a estos avances, productores e intermediarios financieros no bancarios consideran como insuficientes los apoyos de la banca de desarrollo, ya que los mecanismos para acceder este tipo de financiamiento son complicados.

Regularmente, el crédito de estas entidades está dirigido a ciertos productores que pueden reunir una garantía para el crédito y que tienen proyectos ya muy rentables; sin embargo, la mayoría de productores agrícolas no puede cubrir estos requisitos , dijo José Luis de la Cruz, académico del Tec de Monterrey.

HABRÁ APOYOS NECESARIOS

Para la nueva administración federal, el campo tendrá los apoyos necesarios en todo el sexenio, ya que a decir del presidente Enrique Peña Nieto es una deuda histórica que se tiene con el sector.

En lo general, el presupuesto para el campo se incrementó de 61,612 millones de pesos en el 2012 a 75,402 millones de pesos para el 2013, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2012 y 2013; sin embargo, estos recursos estarán administrados por las dependencias y secretarías del gobierno federal y no por la banca de desarrollo, que en el caso de Finrural tiene su propia asignación, que asciende a 35,474 millones de pesos.

De acuerdo con el PEF 2013, Finrural dará créditos directos por 16,591 millones de pesos, esto es un incremento de aproximadamente 15% con respecto a lo otorgado durante el 2012.

Por su parte, Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de bancos de México, mencionó recientemente que el crecimiento de la cartera de crédito a empresas será de dos dígitos en el 2013; aunque la mezcla de la cartera no variará de forma significativa, donde el campo sólo representa 3.7% del total de la cartera vigente a las empresas.

Para Rodrigo Sánchez Mújica, director del FIRA, en el caso de esta institución, una de las estrategias es aumentar la oferta de crédito a través de una mayor participación en el mercado de las instituciones financieras no bancarias, las cuales pueden llegar a más productores y de menor tamaño que los bancos .

[email protected]