El crecimiento de la producción fabril de China se desaceleró en abril desde el salto observado el mes anterior, mientras que las ventas minoristas no cumplieron con las expectativas de los analistas, lo que indica una mayor presión sobre la recuperación del consumo.

La producción industrial creció un 9,8% en abril respecto al año anterior, por debajo del 14.1% de marzo, mostraron datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (NBS, por su sigla en inglés), pero coincidiendo con un pronóstico de consenso de los analistas sondeados por Reuters.

La producción de aluminio en abril aumentó un 12.4% con respecto a marzo, a un volumen mensual récord.

La economía de China mostró una mejora constante en abril, pero también están surgiendo nuevos problemas, dijo Fu Linghui, un portavoz de la NBS, en una rueda de prensa en Pekín el lunes.

"Las bases para la recuperación económica nacional aún no están seguras", afirmó.

Las crecientes cifras de crecimiento de China en los primeros meses de 2021 se vieron impulsadas por la baja comparación con una economía paralizada por Covid-19 en el mismo período del año anterior.

Las ventas minoristas aumentaron un 17.7% interanual en abril, muy por debajo del repunte del 24.9% esperado por los analistas y del salto del 34.2% de marzo.

El consumo debería mantener una recuperación constante, indicó Fu.