Boca del Río.- Durante 2014, el crecimiento promedio de América Latina rondará en 1.4%, lo que representa el nivel de crecimiento más bajo de los últimos cinco años, advirtió el Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría.

Al participar en el X Encuentro Empresarial Iberoamericano, el cual se lleva a cabo en paralelo a la XXIV Cumbre Iberoamericana en Veracruz; el secretario General de la OCDE detalló que tras una fase de expansión económica, la región latinoamericana está en una fase de desaceleración.

De concretarse este pronóstico, sería la primera vez en los últimos 10 años que América Latina crecerá menos que el promedio de los 35 países que integran a la OCDE.

Abordar el desafío es para Gurría muy complicado , pues no sólo depende de lo que ocurra en las propias naciones de la región sino en el resto del planeta. El potencial regional de crecimiento si se llevan a cabo todas las medidas adecuadas es del 3% de acuerdo con datos de la Organización.

Y es que, dijo, una vez pasados los vientos favorables provenientes del exterior, principalmente vinculados al aumento de los precios de las materias primas que exporta la región, hay que remar ahora hacia adentro.

Sin embargo, la capacidad de crecimiento endógeno de la región, es bastante limitada. En ausencia de estos elementos positivos que hemos tenido y que han incidido en el crecimiento de los últimos años, lo que tenemos es una limitada capacidad de crecimiento endógeno .

América Latina presenta una serie de desafíos estructurales y cuellos de botella que afectan su competitividad y capacidad de desarrollo como la aja productividad, informalidad, frágil estado de derecho, logística ineficiente y débil competencia.

Abordar estos desafíos requiere una nueva ola de reformas laboral, financiera, educativa de competencia y regulatoria. Uno de los campos cruciales en los que América Latina requiere cambios estructurales para aumentar su competitividad es el tema de innovación.

Sin embargo, la capacidad de innovación en los países de la región es muy limitada, dijo Gurría. El capital de innovación de América Latina, constituye un 13%, mientras que el promedio de la OCDE es del 30 por ciento.

A su vez, el gasto bruto nacional en México y Chile en investigación y desarrollo es 0.4%, en tanto el promedio es del 2.4 por ciento.

[email protected]