La economía de Alemania crecerá 3.5% en 2011, más de lo pronosticado, gracias al buen desempeño de las exportaciones y las inversiones, informó hoy el Instituto de Investigación Económica (IW).

Esa entidad cercana a la iniciativa privada alemana (sectores empresarial, industrial y de servicios) había estimado en noviembre pasado que el Producto Interno Bruto (PIB) del país aumentaría 2.25%, sin embargo este lunes corrigió a la alza.

El presidente de IW, Michael Huther, declaró en rueda de prensa que la economía alemana está dirigida al crecimiento: las exportaciones van mejor que nunca y las inversiones de ese sector están fluyendo debido a que la capacidad de producción se está utilizando en su totalidad.

Asimismo, la proyección del IW para 2012 es de más de 2.0%, precisó el instituto, cuyo reporte se basa en la encuesta empresarial de verano que realizó entre 2,340 firmas activas en el país europeo.

El 61 por ciento de las empresas consideró que va a producir más en el año en curso en comparación con 2010 y sólo 9.0% estimó que producirá menos.

El sector de la economía alemana que tiene el crecimiento más vigoroso es el exportador: 41% de las compañías espera para 2011 crecientes ventas al extranjero y sólo 6.0% teme que se produzcan desplomes de ventas de sus productos en el extranjero.

La planta de producción industrial alemana está siendo utilizada en 86% de su capacidad, lo que genera inversión en bienes de capital.

El 46% de las empresas informó que tiene contemplado invertir para ampliar su producción y sólo 10% estimó que podría recortar en este año su presupuesto para comprar maquinaria.

Otro claro indicio del dinamismo que registra la economía alemana es que, según la encuesta, el 50% de las empresas está contratando nuevo personal, lo que impulsa el consumo, mientras que sólo 8.0% de las compañías considera llevar a cabo despidos.

El 60 por ciento de las empresas activas en Alemania evaluó la situación de sus negocios como mejor que en 2010.

De acuerdo con la encuesta, entre los riesgos potenciales figuran los 'temblores posteriores a la crisis financiera' ya que hay países que están muy endeudados, además se suman posibles alzas en los precios de las materias primas.

Los empresarios consideraron que también los levantamientos populares en el norte de Africa y la crisis en la que se encuentra Japón por el terremoto y tsunami, que provocaron una crisis en la planta nuclear de Fukushima, inciden en la coyuntura económica mundial.

En contraposición con esos factores de riesgo, hay perspectivas positivas: los países emergentes continuarán creciendo y con ello se beneficiará la exportación alemana, en tanto el volumen real del comercio mundial crecerá en 8.0 por ciento y en 2012 en 7.0 por ciento.

RDS