México tendría que abordar los retos de lograr un crecimiento equilibrado, a través de reformas estructurales, que le permita recuperar sus niveles de desarrollo previos a la crisis y acelerar su actividad productiva, observaron analistas del Banco Mundial (BM).

De acuerdo con ellos, aún cuando la crisis financiera ha terminado para la mayoría de los países en desarrollo, en México y Centroamérica ha habido una lenta recuperación que no les permite reconstruir aún los cojines fiscales que, en el caso mexicano, le facilitaron responder a la crisis con políticas anticíclicas.

Al interior del reporte semestral de Perspectivas Económicas Mundiales 2011, el economista Justin Yifu Lin comentó que esperan un crecimiento para México de 4.4% este año, de 4.1% para el próximo y de 4.2% para el 2013.

De acuerdo con el documento, los países en desarrollo alcanzaron su máxima capacidad de crecimiento en 2010, cuando en conjunto consiguieron un aumento del Producto Interno Bruto (PIB) de 7.3 por ciento. Esa cifra, según estima el BM, se irá desacelerando de aquí al 2013 para completar un aumento aproximado de 6.3 por ciento.

No obstante al menor desempeño, el Banco prevé que mantendrán una actividad mucho mayor a la de los países de altos ingresos, los cuales estarían sosteniendo un ritmo de crecimiento de entre 2.2% y 2.6% en el mismo lapso.

Las perspectivas para los países de altos ingresos y muchos de los países en desarrollo de Europa siguen siendo empañadas por problemas relacionados con la crisis como el alto desempleo, el bajo consumo de los hogares, la inestabilidad del sistema bancario y las preocupaciones sobre la sostenibilidad de los países , refirió el economista del Banco en conferencia desde Washington.

Las expectativas

Según los expertos del Banco, a nivel mundial el PIB crecerá 3.2% en 2011 y se mantendrá en una limitada expansión hasta el 2013 que le llevará apenas a rebasar los niveles de 3.5 por ciento.

La región de América Latina y el Caribe se recuperó de la crisis y creció 6% en 2010, el nivel máximo en tres décadas, sin embargo, proyectan una reducción del crecimiento a un ritmo más sostenible de 4.5% en este año que seguiría desacelerándose hasta llegar a 4% en el 2013.

El crecimiento del PIB en los países en desarrollo de Europa y Asia Central se recuperó hasta alcanzar un nivel estimado de 5.2% en 2010, que aumentaría hasta 4.7% este año.

Mientras, en Asia Meridional habría un crecimiento regional agregado hasta un nivel del 7.5% en 2011.

[email protected]

apr