La inflación, los precios inmobiliarios y el crédito volvieron a aumentar en abril en China, alimentando los temores a un recalentamiento de la tercera economía mundial.

Los precios del sector inmobiliario en 70 ciudades chinas registraron su aumentó más fuerte (+12.8%) en los últimos cinco años, anunció este martes el Servicio Nacional de Estadísticas.

El gobierno chino tomó medidas en las últimas semanas para frenar al sector, y especialmente a la especulación, a la que juzga responsable del alza de los precios inmobiliarios.

De su lado, el índice de precios al consumidor alcanzó 2.8% en cálculo interanual en abril, contra 2.4% en marzo.

Este alza es más fuerte de lo prevista, pero "no hay señales de que la inflación se acelere", estimó en una nota el economista Mark Williams, de Capital Economics.

Para Dariusz Kowalczyk, experto de la sociedad de servicios financieros SJ Seymour, las últimas cifras indican que las medidas de restricción de compras inmobiliarias "no lograron enfriar al mercado".

"China está amenazada de recalentamiento, con 'incendios' en el inmobiliario y el crédito", declaró de su lado el analista Brian Jackson, del Royal Bank of Canada en Hong Kong.

Según el Banco Central chino, los establecimientos bancarios del país acordaron préstamos por 774,000 millones de yuanes (unos 111,000 millones de dólares) en abril, es decir 182,200 millones de yuanes más que en el mismo mes de 2009, año en el cual el crédito se había casi duplicado.

Sin embargo, la intención del gobierno es limitar el volumen del crédito para impedir un alza de los préstamos riesgosos, controlar la presión inflacionista y una burbuja inmobiliaria.

Por el momento, las autoridades se contentaron con anunciar tres alzas de tasas de las reservas obligatorias de los bancos, es decir del dinero que deben conservar y no pueden prestar.

La Bolsa de Shanghai respondió mal a la publicación de los últimos indicadores económicos y cayó a su nivel más bajo desde el 27 de mayo de 2009.

El gobierno chino quiere mantener la inflación bajo la barra del 3% para el año en su conjunto.

Los analistas siguen de cerca la tendencia del índice de precios del consumo, cuyo aumento podría empujar a Pekín a optar por una subida de las tasas de interés, indicaron.

Por otra parte, la producción industrial en China registró un alza de 17.8% en un año en abril, después de 18.1% en marzo, según la agencia Dow Jones Newswires.

En los tres primeros meses del año, la producción industrial aumentó en un 19.6% en cálculo interanual.

apr