Los riesgos para América Latina han crecido por la crisis de deuda en la zona euro, lo que está causando una depreciación de los activos de la región, dijo el miércoles el subgobernador del banco central de México, Manuel Sánchez.

Casi todas las monedas y las bolsas en América Latina han visto sesiones volátiles y fuertes pérdidas en los últimos días, por la aversión al riesgo que están generando a nivel global los problemas fiscales de Grecia.

"Ha subido de importancia la situación de Europa, no por su impacto hasta ahora en nuestra región, sino como uno de los riesgos que hay que seguir vigilando de cerca para en todo caso actuar de manera prudente hacia adelante", dijo Sánchez a periodistas.

"Pareciera que en este momento el principal problema no es ver una posible sobrevaloración de los activos, sino un movimiento en la dirección contraria", agregó.

Los mercados latinoamericanos han caído por crecientes temores de que el rescate financiero de Grecia no baste para evitar el contagio de una crisis fiscal en la zona euro.

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciaron el fin de semana un paquete de ayuda por 110,000 millones de euros para Grecia, cuyo déficit fiscal se disparó a niveles insostenibles por la crisis financiera global del año pasado.

La junta del FMI se reunirá el domingo y se espera que apruebe su aporte de 30,000 millones de euros al paquete total de préstamos para Grecia.

Pese a los crecientes temores, Sánchez dijo que hasta ahora el impacto ha sido "moderado" en América Latina.

"Los países de la región tienen situaciones financieras más sólidas que los países actualmente con un problema de finanzas públicas", dijo el subgobernador, uno de los participantes en las reuniones de política monetaria del Banco de México (central).

"Hay una diferencia en la situación interna de los países que explica por qué, hasta ahora, el impacto ha sido razonablemente bajo", agregó.

apr