Washignton.- El consejo del Fondo Monetario Internacional busca contactar al encarcelado director gerente de la entidad, Dominique Strauss-Kahn, para que comente sobre sus planes respecto al puesto, dijeron el martes dos fuentes del FMI.

El consejo tiene autoridad para remover a Strauss-Kahn de su puesto. Una de las fuentes dijo que sería ideal que Strauss-Kahn renuncie, pese a que otra señaló que ese sentimiento no era compartido por todos en la junta de 24 países miembro.

STRAUSS NO ESTÁ EN POSICIÓN PARA CONTINUAR: GEITHNER

Al respecto, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo este martes en Nueva York que Dominique Strauss-Kahn no "está en posición de dirigir" el Fondo Monetario Internacional, informó la agencia financiera Dow Jones Newswires.

"Es evidente que no está en posición de dirigir el FMI", declaró Geithner durante una conferencia de prensa, de acuerdo con Dow Jones.

El funcionario consideró que por lo tanto es importante que el FMI establezca un plan que permita al FMI dotarse de una dirección permanente.

Estados Unidos es el primer accionista del FMI, lo que le da una influencia considerable sobre lo que suceda en la institución multilateral, donde no se hace nada sin su acuerdo.

AUMENTA PRESIÓN EN EUROPA

Dominique Strauss-Kahn enfrentaba una creciente presión para que renuncie como jefe del FMI, mientras los ministros de Finanzas europeos buscaban preservar el puesto el martes, luego de que fue rechazada su libertad bajo fianza en un caso de intento de violación.

Ante la pregunta de si el francés Strauss-Kahn debería irse, la ministra de Finanzas de Austria, Maria Fekter, dijo luego de una reunión de la Unión Europea: " Dada la situación, de que la fianza ha sido negada, tiene que considerar que de otro modo le haría daño a la institución".

El sorpresivo arresto de Strauss-Kahn el sábado por una supuesta agresión sexual contra una empleado de un hotel de lujo en Nueva York sumió al Fondo Monetario Internacional en la incertidumbre, justo cuando está ayudando a Europa a atravesar una prolongada crisis de deuda.

La ministra de Economía española, Elena Salgado, dijo que la decisión de irse o quedarse depende de Strauss-Kahn.

Creo que también hay que confiar en que el señor Strauss-Kahn utilice su mejor criterio, en este caso al menos, en otros no parece que lo haya utilizado", afirmó ante los periodistas.

La funcionaria indicó que su solidaridad estaba principalmente con la mujer que sufrió el ataque en caso de que se éste se confirme.

Muy criticado en el mundo en desarrollo por considerarlo servil a los intereses de Occidente, el fondo ha luchado por obtener el apoyo de economías emergentes como China y Brasil, otorgándoles un mayor poder como accionistas el año pasado.

Pero la mayoría de los ministros de la UE dijeron que no era un buen momento para cambiar la convención por la cual Europa nombra al jefe del FMI y Estados Unidos controla el Banco Mundial.

"Estamos en una situación europea muy difícil, por eso es bastante natural que tengamos una influencia fuerte en el FMI", dijo el ministro de Finanzas sueco Anders Borg. "Sostengo firmemente que necesitamos tener un candidato europeo para el FMI", agregó.

"ALGUIEN QUE ENTIENDA LOS PROBLEMAS"

En las horas posteriores al arresto de Strauss-Kahn, las potencias emergentes subrayaron su argumento de que se necesita un cambio en el fondo.

Un destacado funcionario brasileño dijo que el próximo jefe de la institución debe provenir de un gran país emergente, pero advirtió que no planea ejercer presión debido a que Europa seguramente mantendrá su "monopolio" del puesto.

China, que ha contribuido significativos recursos al fondo a cambio de convertirse en el tercer mayor accionista, indicó que la elección de cualquier candidato debe estar basada en el mérito.

Sin embargo, el ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan, cuyo país ha recibido un paquete de rescate de 85,000 millones de euros (120,400 millones de dólares) del FMI y la UE, dijo que la sensibilidad de la crisis de la deuda en Europa obliga a tener a alguien de la región a la cabeza del fondo.

Mientras estamos en un programa en el que el FMI es un socio muy activo, alguien que venga de la zona euro entiende mejor los problemas que, por ejemplo, alguien que proviene de otra región del mundo", afirmó.

La ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde, que es ampliamente considerada como la candidata más fuerte en Europa, se negó a comentar si estaba interesada en el puesto.

Fuentes europeas dijeron que Lagarde tiene el apoyo de varios países desarrollados y en desarrollo, pero que necesitaría el respaldo de América Latina.

Sin embargo, durante 26 de los últimos 33 años el FMI ha sido dirigido por un francés, y el bochorno causado por el incidente con Strauss-Kahn podría dificultar que París vuelva a colocar un candidato al frente de la institución.

APR