Atenas.- Las esperanzas de Grecia de evitar una moratoria disminuyeron el sábado con el aumento del temor de que el país haya incumplido los objetivos fiscales establecidos por sus prestamistas, mientras las autoridades de la zona euro disienten sobre cómo responder al agravamiento de la crisis.

El ministro de finanzas griego desmintió la información del semanario alemán Der Spiegel de que la misión internacional que se encuentra en Grecia concluiría que el país había fallado a la hora de cumplir sus objetivos fiscales, una condición para recibir los fondos clave del quinto tramo del rescate de 110,000 millones de euros (157.000 millones de dólares).

"Las negociaciones continúan y serán completadas en los próximos días. Tenemos todas las razones para creer que el informe será positivo para el país", afirmó George Papaconstantinou a la cadena griega Mega TV.

Sin embargo, la presión crece sobre el Gobierno griego, que vio caer su popularidad debajo de la de la oposición conservadora por primera vez desde la elección del 2009, tras la imposición de duras medidas de austeridad pensadas para salir de la crisis de la deuda.

Hacéndose eco de las posturas del FMI, el miembro del comité del Banco Central Europeo Juergen Stark, dijo que el programa de la privatización de Grecia podría recaudar seis veces más que los 50,000 millones de euros pronosticados.

"El Gobierno griego tiene acciones en compañías en la bolsa, tiene bienes raíces. Expertos estiman que el potencial de recaudación por ventas llegaría a un máximo de 300.000 millones de euros", afirmó Stark al diario alemán Welt am Sonntag, según un adelanto del artículo que será publicado en la edición del domingo.

El aproblemado Estado de la zona euro, cuya carga de deuda bordea los 330.000 millones de euros, necesita ganar apoyo de los partidos de oposición para las reformas fiscales antes de que la Unión Europea y el FMI liberen más pagos de un paquete de rescate.

CONDICIONES

Funcionarios de la UE pedieron a Atenas aumentar las privatizaciones de forma urgente y sugirieron crear una institución fiduciaria para supervisar el proceso, similar al ente que privatizó a firmas alemanas tras la caída del comunismo.

Pero la UE no ha pedido tener un rol importante en las ventas de activos y sólo ofrecerá su conocimiento, dijo el ministro de Finanzas, George Papaconstantinou.

El director del departamento europeo del Fondo, Antonio Borges, dijo este mes que los 50,000 millones de euros citados como la cifra que se recaudaría representaba "probablemente menos del 20% de todos los activos que Grecia podría privatizar".

"Una parte de estos activos debe ser movilizada para reducir el nivel de deuda. Además, las privatizaciones podrían generar una mayor eficiencia en toda la economía", sostuvo.

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso, dijo a Grecia que la única forma en la que podría salir de la crisis de la deuda es a través de la consolidación fiscal y la mejora de la competitividad.

"Si hubiera una forma fácil de salir de la crisis, la habríamos tomado", aseguró Barroso en un artículo publicado en el diario Kathimerini. "Pero no la hay", agregó.

La oposición ha rechazado la propuesta de subir los impuestos para reducir el déficit del presupuesto, apoyando la reducción de las tasas para impulsar el crecimiento económico.

El FMI sostiene que no puede liberar su parte del tramo de ayuda por 12,000 millones de euros a Grecia el mes próximo a menos que los socios europeos garanticen que cumplirán con las necesidades de financiamiento de Grecia durante los próximos 12 meses.

Alemania y otros acreedores del norte de Europa no están dispuestos a dar garantías sin importantes concesiones de parte de Grecia.

apr