La creación de empleos en Estados Unidos creció más de lo esperado en enero debido a que las compañías constructoras y minoristas aumentaron las contrataciones, lo que probablemente dará al Gobierno de Donald Trump un buen comienzo en su esfuerzo por impulsar a la economía y al empleo.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 227,000 puestos de trabajo el mes pasado, el mayor incremento en cuatro meses, informó el viernes el Departamento de Trabajo.

Sin embargo, la tasa de desempleo subió en una décima porcentual, a 4.8%, y los salarios aumentaron modestamente, lo que sugiere que aún hay cierta capacidad ociosa en el mercado laboral.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que las nóminas no agrícolas subieran en 175,000 el mes pasado y que la tasa de desempleo se mantuviera sin cambios en un 4.7 por ciento.

erp