Los empleadores estadounidenses incorporaron en noviembre la mayor cantidad de trabajadores en casi tres años al tiempo que crecieron los salarios, lo que podría acercar a la Reserva Federal a una subida de las tasas de interés.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 321,000 el mes pasado, la mayor cantidad desde enero del 2012, informó este viernes el Departamento de Trabajo.

La tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en el mínimo en seis años de 5.8 por ciento.

Los economistas encuestados por Reuters habían previsto un alza de 230,000 en las nóminas del mes pasado.

erp