Los analistas del sector privado prevén que el recorte al gasto podría llevarse a cabo a partir del segundo semestre del año, una vez que haya transcurrido el proceso electoral; no obstante, piden inmediatez en las acciones ante la situación económica y política complicada.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) indicó que existe la preocupación por la forma en que se pueda llevar a cabo dicho ajuste al gasto, toda vez que si bien puede limitar un aumento del déficit, y por ende de la deuda, también se puede convertir en un factor adicional que afecte el ritmo de crecimiento de la economía.

En su análisis semanal, el organismo privado, que encabeza Luis Foncerrada, acotó que la reingeniería del gasto es fundamental, puesto que mostraría los rubros de gasto propicios para hacer ajustes, sin afectar a aquellos que tienen una incidencia importante en el bienestar de la población y el crecimiento.

Desde la perspectiva de los analistas, el 2015 será un año de retos importantes, tanto para el sector público como para el sector privado y los hogares.

La débil dinámica que mantiene la actividad económica apunta a un ritmo de crecimiento menor a 3.5% para todo el año, que nuevamente no es suficiente para atender las necesidades que tiene el país, explicó el CEESP.

La situación se ve complicada, además de un periodo electoral en el que regularmente se hacen gastos excesivos de campaña, podrían ser el preámbulo para que el recorte del gasto sea en la segunda mitad del año , refirió.

[email protected]