Emisores corporativos de América Latina enfrentarán dificultades para refinanciarse este año, por la escalada de la aversión al riesgo y el deterioro de las expectativas para la región, anticipan analistas de la agencia Moody’s.

El desplome del precio de las materias primas como el petróleo, el gas y la minería, afectan las previsiones de crecimiento económico regional y acotan las expectativas de flujo de efectivo para los corporativos de los segmentos, detallan.

En un comentario especial, estiman que las necesidades de refinanciamiento de las empresas en la región serán manejables este año, pero advierten que de persistir el deterioro económico y financiero global, en el 2017 y el 2018 habrá problemas mayores.

En el análisis sobre interés de alto rendimiento, estiman que las necesidades de refinanciamiento van a pasar de 8,000 millones de dólares, este año, a 10,000 millones en el 2017 y a partir de ahí, acelerarán hasta el 2020, cuando dicen, hay una alta concentración de vencimientos .

Este año, el contexto se enrarece más porque se suman las tasas de interés de Estados Unidos más altas que presionan las condiciones crediticias.

De los emisores corporativos de altos intereses referidos por Moody’s en el reporte, 18% son de México, 19% de Argentina y 30% son de Brasil.

Calificaciones, en la mira

Los analistas de Moody’s reconocen que los vientos en contra han debilitado las métricas crediticias de las empresas que califican y que en algunos casos, es poco lo que pueden hacer para mejorar la calidad de sus condiciones.

Estiman que los corporativos relacionados con el sector petrolero, de metales, gas y minería representan 36% de los emisores no financieros calificados por la agencia en la región. Ellos, los corporativos de estos segmentos, concentran 48% de los impagos que sí se han presentado en el 2015, advierten.

Para muestra, explican que la tasa de morosidad subió de 3.5% a fines del 2014, a 7.9% al cierre del año pasado, todo en el sector corporativo regional.

Reducen emisiones

Explican que este contexto económico reducirá el apetito por las emisiones corporativas de la región, y consideran que los industriales de altas calificaciones podrían tomar como alternativa al fondeo bancario directo. Lo que ya se observaba desde el año pasado.

Detallan que en el 2015, las emisiones de corporativos Latinoamericanos totalizaron 11,200 millones de dólares, el menor nivel registrado desde el 2009.

El cuarto trimestre fue el más débil en volumen de colocación, precisaron, con sólo dos transacciones que totalizaron 140 millones de dólares.

Esto significa que el año pasado comenzó la aversión al riesgo y se dificultó la colocación, observaron los especialistas.

Telecom, esperanza

De acuerdo con el análisis, las reformas al sector de las telecomunicaciones en México impulsarán un crecimiento de esta industria más rápido que el crecimiento del país, con un potencial de mayor expansión.

Esta expectativa positiva tiene que ver con la baja penetración tanto en telefonía móvil como en la de banda ancha.

Este segmento, como el de la construcción de viviendas, son los que registrarán mejoras desde la perspectiva de Moody’s.

[email protected]