Una de las principales apuestas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es crear un fondo contra-cíclico que ayude a enfrentar impactos externos e internos que puedan afectar la salud, tanto de la economía como de las finanzas públicas del país.

Arturo Herrera, titular de Hacienda, comentó que su propuesta ya fue presentada al Fondo Monetario Internacional (FMI) y la idea es que, antes de que se entregue el Paquete Económico 2021, se pueda exponer a las calificadoras y al Congreso para explicarles las bondades de contar con un fondo de este tipo.

Sin embargo, expertos consideran que, ante la situación que se vive a nivel mundial con la caída de los precios del petróleo y el coronavirus, la propuesta de crear un fondo contra-cíclico se podría complicar, pues no hay recursos para fondearlo.

“No se ve muy claro de dónde podrían tener excedentes para fondearlo si se pueden tener problemas con la recaudación de impuestos por el bajo crecimiento de la economía y los precios del petróleo se están cayendo. Es una situación que no parece que vaya, a cambiar en uno o dos años”, expuso Luis Gonzalí, vicepresidente y senior manager de Portafolio de Franklin Templeton.

Comentó que, si bien un fondo contracíclico puede ayudar a reforzar las finanzas públicas del país, el problema es que la propuesta llega en un momento en que los precios del petróleo son bajos y no hay manera de generar recursos adicionales.

Durante el 2019, la economía mexicana decreció 0.1%, lo que afectó la recaudación de ingresos que se obtienen del ISR, que cayó 2.2%, y la del IVA 2.3% respecto del 2018, mientras que los ingresos petroleros reportaron una reducción anual de 5.8%, de acuerdo con datos de Hacienda.

Federico Rubli, economista y miembro de MAAT Asesores, coincidió en que, hace seis meses, la propuesta de crear un fondo contracíclico sonaba adecuada, pero las circunstancias cambiaron con el Covid-19, que podría desplomar a la economía a niveles que se observaron durante la crisis del 2008-2009.

“Si tuviéramos el fondo ahorita serviría para enfrentar esta situación de emergencia, pero pensar que se tendrá listo para algunos meses después no creo que sirva. Las crisis avanzan rápido y el gobierno parece no entenderlo, porque ni si quiera se tiene un plan de reactivación económica bien estructurado”.

Se podrían usar líneas de crédito: CIEP

Para Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP), no sería tan mala idea adelantar la creación de un fondo contracíclico, el cual podría financiarse de primera instancia con alguna línea de crédito con las que cuenta el gobierno federal, como la del FMI.

“No es una medida elegante porque sería como aceptar una tarjeta de crédito para pagar el súper, pero lo cierto es que no estamos en tiempos de elegancias; creo que sería una solución que podría enviar un mensaje de certidumbre, que es algo que necesitamos”, expresó.

El especialista de Franklin Templeton consideró que hace seis meses tenía sentido no subir la deuda, pero con una baja en la actividad económica tan fuerte lo normal es que el gobierno se endeude para paliar los efectos de la actividad económica, como se hizo en  el 2008-2009.

Otra opción que se está considerando en otros países es la creación de coronabonos, es decir, “se emite deuda y esos recursos serán etiquetados como medidas contracíclicas para sacar adelante tu economía”, enfatizó Luis Gonzalí.

Fortalezas que Hacienda destaca

Marco macroeconómico cauteloso

Líneas de crédito:

  • FMI por 61,000 millones de dólares
  • Departamento del Tesoro de Estados Unidos por un monto de 9,000 millones de dólares

Fondos de estabilización económica, para atender caídas en ingresos:

  • FEIP por 158,500 millones de pesos.
  • FEIEF 60,000 millones de pesos.

Coberturas petroleras que garantizan un precio de 49 dólares el barril

Metas

• Hacienda todavía mantiene expectativa del PIB de 2% promedio en el 2020 (se cambiará hasta que se presenten los Precriterios Generales de Política Económica 2021)

• Superávit primario de 0.7% del PIB

• No elevar el saldo de la deuda como porcentaje del PIB

• No subir ni crear impuestos

[email protected]