Corea, Austria y México son los países miembros de la OCDE con la menor tasa de desempleo.

Al mes de enero, la media de desocupación entre los países de la Organización resultó de 8.2%; el dato contrasta con el indicador de Corea, que arrojó al mes de comparación una tasa de 3.2%; con el de Austria, cuya tasa de desempleo es 4%, y con el de México, que al registro de enero resultó de 4.8 por ciento.

Estadísticas de la Organización muestran que, en el extremo opuesto, las economías de la eurozona se mantienen a la cabeza de la desocupación entre los miembros, con una tasa de 10.7 por ciento.

Al interior del reporte mensual, se identifica que son ocho los integrantes de la OCDE que arrancaron el año con tasas de desempleo de doble dígito: España, Irlanda, Portugal, Eslovaquia, Polonia, Eslovenia, Francia, Hungría y Finlandia.

Destaca España como el líder en la destrucción de empleos entre los miembros con una tasa de desocupación de 23.3 por ciento.

Si se compara el reporte con el de enero del año pasado,dos naciones tienen tasa de desempleo de dos dígitos: Eslovenia y Polonia. Este dato muestra la importante debilidad del mercado laboral de las economías europeas, de acuerdo con Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía en la escuela de negocios del ITESM.

CARAS DEL DESEMPLEO

Según el comparativo, el mercado laboral de Estados Unidos continúa distinguiéndose de los demás países desarrollados.

La primera economía del mundo alcanzó una tasa de desempleo de 8.3%, que muestra una reducción desde 9.6 observado en el 2010. El dato es consistente con la fortaleza que ha ido adquiriendo también la economía de aquel país, según el especialista.

De acuerdo con el reporte Panorama Laboral de la OCDE, al mes de septiembre del año pasado los desempleados de los países miembros sumaban 44 millones.