El jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez, anunció que en el 2016 el fisco le cerrará la brecha –con ayuda de la tecnología- a la delincuencia; el objetivo es evitar que los contribuyentes sean víctimas de abuso de confianza, práctica que en el 2015 dejó una afectación de nueve millones de pesos.

Tenemos detectados alrededor de 384 casos abuso de confianza en la declaración anual que dejaron pérdidas a los contribuyentes por nueve millones de pesos. Fueron contribuyentes que presentaron una denuncia ante la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) , refirió.

En el marco de la Expo Feria 2015, Nuevos Servicios Digitales organizado por el SAT, Núñez admitió que en la administración tributaria se ha detectado un sin número de correos falsos que intentan hacerle un perjuicio a los contribuyentes con el fin de fragmentar su patrimonio.

NOTICIA: Recaudación se incrementará 20% respecto de la meta: SAT

El robo de identidad es un delito constante que en México se da por temporadas. Sabemos que quienes están atrás de este tipo de delitos radican en otras partes del mundo (a través de robots) , explicó.

Firman convenio de colaboración

Para erradicar este tipo de prácticas, adelantó, que el SAT firmará un convenio de colaboración entre la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la Comisión Nacional para la Protección de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

Dicho convenio, agregó, intenta adicionar la colaboración del Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información y Protección de Datos Personales; se están haciendo varios ajustes pero se prevé que la firma sea en la primera quincena del mes de enero.

NOTICIA: Crecen quejas ante Prodecon por devolución de impuestos

Esto nos va a permitir trabajar desde una estrategia institucional combatiendo este tipo de actos que es delictivo , argumentó Núñez. Al mismo tiempo exhortó a los contribuyentes a no descargar archivos o correos aún cundo digan que son del SAT, ya que el Fisco no solicita datos de los causantes .

Karla.gomez@eleconomista.mx

mfh