El Servicio de Administración Tributaria (SAT) registró, al cierre de febrero, adeudos fiscales por parte de los contribuyentes que sumaron 740,156 millones de pesos, de los cuales 61% está en controversia.

El monto de los créditos fiscales, al cierre del primer bimestre del 2020, es mayor al del presupuesto aprobado para los programas insignia del Presidente, como el de pensión para adultos mayores al que se destinarían 129,000 millones de pesos este año o el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro con poco más de 25,000 millones de pesos asignados.

Del total que se le debe al erario público 458,264 millones de pesos están en controversia, es decir, los contribuyentes promovieron medios de defensa, por lo cual no pueden ser objeto de acciones de cobro hasta que se defina el resultado.

En tanto, existen 213,487 millones de pesos de créditos fiscales que son factibles de cobro, mientras que otros 68,403 millones tienen una baja probabilidad de ser cobrados por el fisco.

De acuerdo con la información del órgano recaudador, a cargo de Raquel Buenrostro, la cartera de adeudos fiscales registró una disminución de 8.4% en comparación con el mismo mes del 2019, cuando los adeudos sumaron 779,575 millones de pesos. En suma, hubo 1.2 millones de créditos fiscales.

Un adeudo fiscal, también conocido como crédito fiscal, es lo que se genera por los impagos o multas por parte del contribuyente, por lo cual le queda a deber a la autoridad fiscal y debe buscar la manera de pagar dicho adeudo, o bien, si está inconforme con éste, buscar un medio de defensa.

La semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que le mandó una lista a Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), con el nombre de 15 grandes contribuyentes que tienen adeudos fiscales con el SAT por 50,000 millones de pesos.

“Le vamos a pedir ayuda a Carlos Salazar para hablar con los dueños de las grandes empresas que deben dinero a la hacienda pública (...) Hay 15 grandes contribuyentes que, incluyendo multas, recargos, deben según las cuentas del SAT 50,000 millones de pesos”, dijo el Presidente. Explicó que el pago de estos adeudos podría ayudar a entregar 1 millón de créditos más a pymes, con el fin de que enfrenten los efectos negativos de la pandemia por el Covid-19.

“Sería una contribución extraordinaria del Consejo Coordinador Empresarial que nos ayude a cobrar. Lo que ya no se puede hacer es la condonación; eso está prohibido. Pero no deja de ser una cantidad importante (...) Hago el compromiso de que ese dinero sería para las pymes, pequeños negocios, tanto de la economía formal como de la economía informal”, aseguró el mandatario.

Agregó que le dio instrucciones a la jefa del SAT para que convoque voluntariamente a las grandes empresas nacionales y extranjeras que deben o, de lo contrario, se procederá judicialmente.

Aumenta recaudación

Por otro lado, en los dos primeros meses del año, el SAT aumentó la recaudación derivada de la cobranza de adeudos fiscales en 316 por ciento.

En el primer bimestre del año, la recaudación fue por 12,270 millones de pesos, mientras que en el mismo periodo del año pasado sumó 2,833 millones. De esta manera, los ingresos que se obtuvieron representaron un récord en la historia del SAT para un periodo similar.

En febrero pasado se dio a conocer que el SAT revisó ejercicios fiscales pasados de grandes contribuyentes como Alsea, América Móvil, Walmart y Maxcom, en donde encontró que estas empresas habían quedado a deber al fisco por concepto de Impuesto sobre la Renta (ISR).

Si bien América Móvil, de Carlos Slim, aceptó el pago de 8,290 millones de pesos al fisco, Alsea, Walmart y Maxcom informaron que recurrirán a medios de defensa para impugnar.

Ante estas acciones, algunos gremios como el de contadores refirieron que la apuesta del SAT para este año sería una mayor fiscalización, sobre todo en el rubro de grandes contribuyentes.“Yo creo que inicia con grandes contribuyentes o con montos importantes”, señaló Diamantina Perales, presidenta del Instituto Mexicano de Contadores Públicos.

En los primeros días de abril aumentan 88% órdenes de pago para devolución de impuestos: SAT

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que las órdenes de pago para la devolución de impuestos aumentaron 88% en los primeros cinco días hábiles de abril, con cifras preliminares.

“En el 2020, el SAT incrementó las órdenes de pago para las devoluciones de saldo a favor de personas físicas en 88% durante los primeros cinco días hábiles de abril”, indicó el órgano recaudador a través de su cuenta en Twitter.

De acuerdo con los datos publicados, el año pasado la cifra fue de 496,320 órdenes de pago, este año deben sumar más de 900,000.

Estas órdenes de pago, indicó el SAT a cargo de Raquel Buenrostro, fueron enviadas a la Tesorería.

Las personas físicas tienen hasta el 30 de abril para presentar su declaración anual correspondiente al 2019. Al presentarla, los contribuyentes pueden obtener un saldo a favor.

Todas las personas físicas tienen derecho a tener deducciones personales, aquellos gastos que pueden disminuir el ingreso acumulable del contribuyente y disminuir el pago del impuesto sobre la renta que tienen que realizar o para generar un saldo a favor o aumentarlo.

La ley estipula que las personas físicas pueden deducir hasta 147,014 pesos o hasta 15% de su salario, dependiendo cuál sea menor. La devolución puede tardar entre cinco y 40 días hábiles. (Redacción)

[email protected]